“El cambio climático está arruinando a la Madre Tierra y sus terribles consecuencias perjudican a todos los seres vivos, especialmente a los hombres y mujeres empobrecidos por un sistema que ya no se aguanta”.
Papa Francisco

Hoy, 12 de febrero, hace 477 años, Francisco de Orellana llegaba al río Amazonas, como parte de una expedición en busca de tesoros y especias. La tierra de la canela y la promesa de encontrar “El Dorado” había llevado a los expedicionarios a internarse en la profundidad de la selva, enfrentándose a un sinnúmero de contratiempos y obstáculos que convirtieron su travesía en un calvario. Navegando por el Amazonas, llamado así debido a las fieras mujeres guerreras con las que se enfrentaron los españoles, Francisco de Orellana y sus compañeros desembocaron en el Océano Atlántico y pudieron así regresar a España. El 12 de febrero se constituyó como el día de la Región Amazónica.

La región Amazónica representa la mayor parte del territorio nacional, específicamente el 48%. Esto la convierte en una región de vital importancia para el país en diversos ámbitos. En lo ecológico, posee el Parque Yasuní, una de las reservas naturales con mayor biodiversidad, por metro cuadrado, del planeta. En lo cultural y social, concentra la mayor parte de pueblos y nacionalidades del Ecuador. Además, sus recursos naturales son muy importantes para la economía del país.

Las comunidades de la amazonía se ven afectadas por problemas como el alcoholismo, las drogas y la violencia de género. La riqueza generada de la extracción de sus recursos no se queda en la región, ni beneficia a su habitantes, en cambio, si han quedado huellas y estragos, ríos contaminados, tierra no apta para la agricultura, afectación al aire y al agua, flora y fauna en peligro de extinción.

Desde la iglesia se impulsa iniciativas para empoderar a las comunidades, para la recuperación de su cultura e identidad. Desde Cáritas, con el área de Ecoteología, se trabaja de manera local, dependiendo de la diversas realidades que viven en cada territorio. Se busca que las propias comunidades sean las que aborden sus problemas, propongan soluciones y exijan sus derechos.

Hoy que se celebra a la amazonía, es momento para pedir y exigir, tanto a las autoridades como a la sociedad, acciones para su protección. Hector Perez, coordinador del proceso de incidencia sociopolítica del área de ecoteología en Cáritas, rescata las reflexiones del Papa Francisco acerca de la amazonía y explica que, la mejor manera de protegerla es concientizado a las personas para que comprendan que los recursos naturales no son inagotables, que la naturaleza no es un una fuente de la que se toma sin retribución, sino que es importante su protección y cuidado, especialmente porque es muy vulnerable.

El descubrimiento del Amazonas y su travesía se consideró toda una proeza humana. Un reto trascendental superado en base a la voluntad y el sacrificio. Hoy el reto es otro, ya no se trata de dominar a la naturaleza, pues eso se lo ha hecho durante décadas, ahora nos enfrentamos a la destrucción de la riqueza cultural y la biodiversidad que la amazonía alberga. Es un problema que nos incumbe como ecuatorianos, pero sobre todo como seres humanos y seres vivos que comparten un medio de subsistencia común.

El Sínodo para la Amazonía

“Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”, es el tema que se tratará en la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos que se realizará el 15 octubre de 2019 en Roma.

Con información de Vida Nueva Digital y la Red Eclesial Panamazónica.

CategoryAmazonía
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: