Mons. José Rodriguez Carvallo

Mons. José Rodriguez Carvallo

 

Este segundo día se dedicó a Edificar. Este concepto es el segundo en tratarse luego del día de ayer que se habló sobre el concepto de Caminar, un concepto de avanzar con la iglesia.

El Monseñor José Rodríguez Carvallo, OFM (Secretario de la Congregación para los institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica) vino en representación de Roma, nos brindó una serie de ideas sobre la práctica de edificar.

Inicialmente hizo una comparativa sobre el mensaje del Santo Padre, utilizando la misma dinámica de tres palabras, catalogó el mensaje de “Caminar, Edificar y Confesar” como un mensaje “Simple, Claro y Positivo”. Detallando los conceptos marcó que hay que la iglesia camina con sus hijos, en claro avance moral, que los hijos edifican la iglesia y finalmente que se confiesa a Cristo crucificado.

Este Monseñor generó algo más de carisma que las presentaciones del día anterior, hubo aplausos por varios de sus comentarios, incluso se dio el lujo de agradecer públicamente al grupo organizador por orientar el congreso en función del Concilio Vaticano II. Desde su visión, el Concilio no es un mal sueño del que hay que despertarse, muy por el contrario, llamó a volver una y mil veces a él, a leerlo, a conocerlo, a no olvidarlo.

Cuando tomó el hilo de edificar, al cual estaba abocado el día de hoy, hizo un profundo análisis sobre ¿qué es edificar?, ¿quién edifica? Todos edificamos a la iglesia, desde nuestras realidades y posibilidades hacemos cada día una labor de construcción eclesial. Cristo fue el constructor, y los apóstoles los cimientos y fundaciones de la iglesia, pero junto a Dios, el hombre continúa esa construcción. El ser humano construye una familia, edifica gracias al señor, pero así mismo le Monseñor marcó los límites al advertir que cuando el hombre se olvida de Dios, todos se derrumba, la familia, la iglesia, la sociedad.
No hay que olvidar a Dios, ya que sin él somos solo una ONG (organización sin fines de lucro) como cualquier otra.

Hizo un llamado a no olvidar a los laicos, cuya importancia en la iglesia es relevante, ya que ellos se incorporan a la misma desde su condición de creyentes o por el bautizo.

Llamó  edificar la iglesia, y para eso dio tres dinámicas, la liturgia, la eucaristía y la palabra de Dios. La eucaristía edifica porque une a los creyentes, así como también declaró la liturgia como  sagrada y única, no debe ni puede ser reemplazada.

Finalizando comentó que: “El papa Francisco, en su encíclica, nos dice que la fe se alimenta, crece y madura en la medida en que haya un encuentro personal con Jesús, sino no hay fe. No hay fe si no hay una comunión plena con la persona de Jesús. Una fe sin obras, es una fe muerta. Solo la fe ilumina el futuro, aún este siendo incierto.”

Y cerrando dejó las palabras del profeta antiguo: “Animo, Animo,  Animo, manos a la obra.”

Siguiendo con las exposiciones el S.E. Monseñor Julio Terán Dutari, SJ, Administrador Apostólico de Santo Domingo de los Tsáchilas comentó sobre: “Constitución Dogmática Del Verbum, sobre la Divina Revelación”.  Según sus palabras, este Documento Constitutivo Dogmático tuvo gran trascendencia en el Concilio Vaticano II. Fue el más dramático de todos los Documentos y cambió el curso del mismo Concilio; incluso comentó que fueron necesarios cuatro textos primarios para poder dar a luz el texto definitivo que hoy tenemos en nuestras manos.

Planteó un tema de paradigmático en este documento, y señaló que sería la renovación en continuidad. O sea que se abre el camino a los cambios, pero manteniendo las bases sustanciales del pasado. Al contrario de lo que ocurrió en Concilios anteriores, este documento no define dogmas o condena herejías, incluso detalló que su índole doctrinal –haciendo referencia al Documento Constitucional Dogmático  Del Verbum–  fue aprobado por el Papa y los Obispos, mientras que antes lo hacía solamente el Santo Padre.

Cerró su disertación con un análisis claro para la comprensión de las sagradas escrituras: “La Palabra de Dios ha sido confiada a la Iglesia. La Tradición, las Sagradas Escrituras y el Magisterio están entrelazadas, formado una unidad de acción clara y poderosa. Dios es el autor de las Sagradas Escrituras, empleando a diferentes seres humanos para expresarse. Si queremos comprender mejor la Palabra de Dios en las Escrituras, es menester estar inspirados; si queremos interpretarla, debemos conservar siempre la Unidad del Espíritu”.

La última exposición fue  R. Padre José Andrés Torres, Rector del ITEPAL-CELAM; el tema de su Ponencia fue Constitución Dogmática Numen gentium, sobre la Iglesia.  Sus palabras fueron de frescura hacia este nuevo período eclesial, ya que comentó que con el Papa Francisco se respira diferente, y se ve a la Iglesia con una nueva mirada. Catalogó de positiva la situación que lleva a buscar y ver la riqueza de Gracia que rodeó a todo el Concilio Vaticano II. Y analizó el documento en tres dimensiones: la historia, la crítica y la prospectiva.

Audio Padre Andrés Torres (Parte 1)

Audio Padre Andrés Torres (Parte 2)

Con un análisis interesante dividió el documento en tres partes, la primera parte del documento hace una evocación del tema eclesial que dio lugar al Concilio Vaticano II, la segunda parte se centra en un enfoque eclesiológico en la Constitución y termina con un balance sobre la Iglesia de hoy.

Ya terminando su disertación dijo: “Una labor de este Concilio fue la de rescatar el papel de la Iglesia, insertada en la historia como el Pueblo de Dios. La Iglesia es una comunidad con común dignidad; parece un juego de palabras, pero encierran una gran verdad.  La Iglesia es un instrumento de la Gloria de Dios.

Hemos caminado en comunión y en comunidad, pero todavía nos falta un largo trecho  por recorrer. Por ejemplo, debemos simplificar nuestro estilo de vida y poder dar así ejemplo a los fieles”. La Ponencia del R. P. Andrés finalizó con una sentida y aplaudida referencia a Mons. Hélder Cámara, Arzobispo Emérito de Olinda y Recife, uno de los puntales latinoamericanos  de la Teología de la Liberación (Mons. Hélder nació y murió en Brasil (1909-1999))

Audio Vox Populi (la voz del pueblo)

Entrevista al Padre Graciano Mazón

Entrevista al Padre Rubén Salazar

Tags
Síguenos en: