FOESSA

FOESSA

La Fundación para el Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada –organismo de investigación y análisis de Cáritas Española– acaba de publicar su informe 2014, bajo el título de “Precariedad y cohesión social”. Los informes de FOESSA son muy valorados en España por su pertinencia y claridad de enfoque, ya que la objetividad, la certeza y la profundidad están siempre presentes en sus reportes.

Según FOESSA, el 2014 marca seis años de crisis económica en la península, y la situación no mejora: “La fractura social entre aquellos que se encuentran en la franja de integración, dentro de la estructura social de nuestro país, y los que se encuentran en situación de exclusión se amplia. Entre ambos grupos, unas clases medias que, según nos indican todos los datos, decrecen y transitan, parte de las mismas, hacia los espacios de la exclusión” expresa FOESSA en EL editorial que antecede al informe de la Fundación.

Los resultados de este informe han generado gran cantidad de reacciones y comentarios, dependiendo de la perspectiva política de quienes lo lean. Lo cierto es que se trata de un análisis exhaustivo de la situación económica y social por la que atraviesa el país ibérico. Las reacciones no se han hecho esperar; por esta razón iInvitamos a nuestras/os lectores a echar una mirada atenta a lo que dice la cadena radial SER, de España http://blogs.cadenaser.com/lo-llevamos-crudo/2014/03/28/vales-menos-que-una-autopista/?id_rss=14092012-Ser-rs-1-Fb , en referencia al informe de Cáritas: ya, desde el título, se está diciendo mucho sobre cómo repercute el Informe en la sociedad civil española.

Queda bien claro que la crisis española está lejos de llegar a su fin. Y que el descontento de la población crece, viendo con escepticismo el futuro. Son más de 700 000 familias españolas las que no cuentan con ingresos económicos a fines del año anterior, y la brecha entre los que tienen y los desposeídos es cada vez más grande.

El informe de FOESSA es muy completo, pero nos atrevemos a agregar un dato tomado de otra fuente: se espera que entre enero del 2014 y diciembre del 2015, más de 150 000 jóvenes profesionales españoles desempleados (entre los 21 y los 30 años) vengan a Ecuador en búsqueda de empleo. Lo que hemos leído en el Informe es una realidad que también nos duele a nosotras/os, pues España es un país hermano, muy cercano al sentir de las y los ecuatorianos; esta una realidad dura que debemos conocer.

CategoryExternas
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: