¡Gracias, Mons. Parrilla! ¡Bienvenido, Mons. Heras!

Mons. Julio Parrilla y Mons. Walter Heras

Mons. Julio Parrilla y Mons. Walter Heras

(Quito, 13052014) Los cambios forman parte esencial de la vida. Los períodos están presentes en el día y la noche, en las lunas crecientes y menguantes, en las estaciones de lluvia y sequía, en la niñez y la edad adulta. Hoy dejamos atrás un fértil período, y nos unimos para ingresar a nuevos tiempos. Fortalecidos por la fe en el Creador, agradecemos a quien ha sido nuestra cabeza en este período, difícil pero bien sorteado y damos la bienvenida a quien, a partir de ahora, tendrá la responsabilidad de dirigir nuestra acción.

Los cambios se hacen presentes en nuestra Iglesia, contando con Mons. Trávez Trávez a la cabeza de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, tomando la responsabilidad que ejerció Mons. Arregui con acierto en este último período. Agradecemos la gestión de Mons. Antonio Arregui, y hacemos votos fervientes para que bajo la dirección de Mons. Trávez nuestra Iglesia siga creciendo.

Mons. Parrilla, con usted hemos caminado, edificado y comunicado quiénes somos, qué hacemos y qué queremos seguir haciendo, testimoniando nuestra fe. Cáritas Ecuador agradece el valioso tiempo y la atención que nos ofreció durante su labor de guía. Apoyados por usted, hemos fortalecido cada una de las pastorales y alcanzando cada vez más cubrimiento territorial. Paralelamente, hemos fortalecido nuestra estructura organizativa poniendo en marcha la acción de las Zonas en que hemos dividido el país para operar mejor.

Varios de los proyectos emprendidos por las pastorales continúan en marcha. También hemos asumido el DHI como herramienta estratégica para mantenernos y seguir creciendo en servicio. Punto aparte merece el esfuerzo que estamos haciendo para captar un voluntariado que nos acompañe en el seguir siendo la caricia de la Iglesia a su pueblo.  Y, desde EDIFICA, nos vamos capacitando y capacitando a todas y todos los agentes de Pastoral, siempre con miras a servir más y mejor.

Es hora de agradecerle a UD, Mons. Parrilla, ese impulso que nos ha dado, y que continuará dándonos, porque Cáritas será siempre su casa, su Casa Grande. Gracias, Mons. Parrilla. Cáritas está andando, y tiene claro el rumbo. Cáritas ha sentido su presencia y su calor. Agradecemos esa alegría que siempre tiene cuando ha estado con nosotras y nosotros. No hay nada más alegre que un liderazgo alegre, y usted ha sido nuestro líder en el campo de la alegría, y también en otros ámbitos tan o más trascendentes que el buen humor.

Y desde el Dpto. de Comunicación, que usted tanto ha apoyado, le damos las gracias en dos sentidos: uno, por creer en la necesidad de comunicar lo que somos y hacemos, pensando también en lo importante que es ahora conseguir recursos para seguir avanzando. Con su apoyo se ha creado este Dpto. que apenas empieza a dar frutos.

El otro lado de nuestro agradecimiento va como pupilos: gracias, P. Julio, por esas lecciones de comunicación que, desde El Pozo de Sicar, nos ha venido dando. Usted tiene capacidad y valor para decir grandes e incómodas verdades, y lo hace en una forma exquisita y pertinente. Da gusto escuchar al P. Julio porque se aprende mucho. Ojalá algún día caiga usted en la tentación de la docencia en comunicación humana: así tendremos cada vez más pozos para aliviar la sed de los corazones en nuestra comunidad.

No lo estamos despidiendo, Mons. Parrilla, eso sería un contrasentido. Digamos que le estamos dando un nuevo despacho, en nuestra Red, para que nos siga acompañando, junto con Mons. Walter, que con seguridad tomará su posta y pedirá su sabio criterio en más de una ocasión.  Esa continuidad es una fortaleza, y el grupo humano de Cáritas sabrá utilizarla en bien de nuestra labor.

Aprovecho la ocasión para saludar desde aquí al P. Giorgio, que los conoce bien a ustedes dos, y también nos conoce a quienes estamos aquí. Con seguridad, el P. Giorgio será el puente ideal para continuar por buen camino.

Mons. Parrilla, P. Julio, esté donde esté, estará con nosotras y nosotros, y nosotros y nosotras estaremos con usted. Gracias por todo, y que Dios lo bendiga. Nos seguiremos encontrando junto al Pozo de Sicar

Mons. Heras, bienvenido, esta también ha sido siempre su casa, su Casa Grande. Tenemos mucho por hacer. Los retos aparecen en las Zonas: ellas nos dicen qué debemos hacer. Cada pastoral tiene sus propios retos, y comparten todas el deseo de integrarse cada vez más, de articularse para asumir proyectos y acciones conjuntas en pro de la comunidad menos favorecida.

Una Cáritas en cada parroquia es otro de los grandes retos que debemos asumir los que aquí estamos. Y el Desarrollo Humano Integral es también otra herramienta que apenas comenzamos a implementar, pero que consideramos prioritaria. En otro frente, captar y optimizar el apoyo del voluntariado es otro de los retos que nos espera, Mons. Heras, y confiamos en su capacidad y voluntad para hacer frente a estos grandes retos. Por su parte, el Dpto. de Administración es el que permite que marche este engranaje de apoyo a la comunidad, y contamos con su eficaz servicio.

Usted nos dará el impulso, el estímulo y las directrices para seguir caminando, edificando y testimoniando nuestra fe y nuestra acción. Que el crecimiento integral que hemos venido construyendo sea el material humano idóneo para que, uniendo la fuerza espiritual y las capacidades humanas, seamos cada vez más Cáritas, más caricia de la Iglesia a su Pueblo.

Fieles al llamado de Francisco, tenga usted la seguridad de que no balconearemos, y seguiremos metiendo mucho Amor, mucho ñeque y mucha bulla. Que Dios nos acompañe en este nuevo tiempo.

Conozcamos un poco más sobre la vida de Monseñor Walter Heras Segarra.

Monseñor Walter Eras Segarra, obispo de Zamora, fue designado como el nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social –Cáritas Ecuador (CEPAS – Cáritas).

Resumen de la carrera religiosa de Monseñor Walter Heras.

EL 25 de marzo de 2009, Benedicto XVI nombró vicario apostólico de Zamora, al padre Walter Jehowá Heras Segarra, O.F.M., ministro provincial y vicepresidente de la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos.

El padre Walter Jehová Heras Segarra, O.F.M., nació el 4 de abril de 1964 en Bulán (provincia de Azuay, archidiócesis de Cueca). Después de la escuela primaria local, ingresó en el Seminario Menor de los padres Franciscanos. Estudió Filosofía y Psicopedagogía en la Universidad Politécnica Salesiana, donde consiguió el título de profesor de escuela secundaria, y Teología en la Pontificia Universidad Católica de Quito.

-

El 22 de septiembre de 1990 emitió la profesión solemne con los Hermanos Menores y el 15 de agosto de 1992 recibió la ordenación presbiteral.

Tras la ordenación ha ocupado los siguientes cargos:

  • 1992-1994: vice-maestro de los profesos temporales, vice-rector y profesor de religión en el “Colegio San Andrés” (Quito) y secretario provincial;
  • 1994-1997:Estudios en Roma para la Licenciatura en Espiritualidad franciscana por la Pontificia Universidad “Antonianum”;
  • 1997-2000: maestro de los profesos temporales y animador vocacional;
  • 1997-2003: definidor provincial; secretario provincial para la Formación y los Estudios, ecónomo y secretario de la Facultad Filosófica y Teológica Franciscana “Cardenal Bernardino Echeverría” (Quito);
  • 1998: profesor de espiritualidad franciscana y vice-decano de la Facultad de Filosofía y Teología “Cardenal Bernardino Echeverría” (Quito);
  • 2000-2003: vicario provincial;
  • 2003-2006: presidente de la “Conferencia Bolivariana Franciscana”;
  • desde 2003:ministro provincial;
  • desde 2005: vicepresidente de la Conferencia Ecuatoriana de los Religiosos.

(Fuente: http://www.radiovaticana.org/spagnolo/nombramientos.html)

1 Respuesta

  1. Joni Amparito Quezada Quiñonez
    Saber que nuestro caminar no se queda alli al contario hoy mas que nunca,cáritas esta dando frutos, Gracias Monseñor Julio por el apoyo y entrega a la Pastoral Social. Bienvenido Monseñor Walter, se que usted con su espiritu de entrega y animo seguiremos adelate y asi seguir potenciando la comunicación..

Agregar comentario