El pasado 30 de enero se cumplieron 30 años de la inauguración oficial de la Radio Católica Nacional. Fue SS. San Juan Pablo II, quien presidió este acto, punto de partida para una labor al servicio de la nueva evangelización de Ecuador.

Tres décadas después, nuestra emisora hermana recibe, de manos de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, un Reconocimiento al Mérito.

Desde Cáritas Ecuador, queremos hacer llegar a su Director, René Brito M. y a todas las amigas y amigos que conforman su equipo comunicativo, nuestro saludo y, sobre todo, nuestra gratitud, pues la Radio Católica ha sido huésped, durante más de dos años, de La Casa Grande, la Voz de Cáritas, y siempre nos ha abierto sus ondas y sus puertas para difundir nuestra Caricia.

En estos tiempos, en los que los medios de comunicación no siempre están al servicio de quienes más lo necesitan, Radio Católica Nacional ha logrado un espacio en el que la responsabilidad y la misión evangélica han primado por sobre intereses que enturbian el trabajo comunicador.

Es así, con esta clara intención de evangelizar, que la Radio ha podido calar en los corazones católicos, acompañando a un nutrido grupo de seguidoras y seguidores a acercarse a Dios, profesar su fe y orientar su caminar en este mundo, a veces tan incierto en la dimensión espiritual.

Nos alegra mucho que sea una entidad cultural, en este caso la Casa de la Cultura Ecuatoriana, la que reconozca públicamente el mérito de la labor cristiana que la Radio comenzó en 1985. Nuestra alegría es más grande, porque La Casa de la Cultura es una entidad similar a la Radio, ya que llevar cultura es mejorar la vida de las y los Ecuatorianos.

Este domingo 8, a partir de las 9:00 am., y como acto central de los Domingos de la Casa Abierta, en el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, esta entidad entregará el Reconocimiento al Mérito a nuestra hermana, Radio Católica Nacional.

Invitamos a quienes nos leen a acompañar a René y a toda su gente a recibir este merecido homenaje, al cual nos unimos desde ya.

Larga vida para ustedes, comunicadores de la Palabra, formadores del Camino hacia el Reino. Que el Señor alumbre su labor por siempre.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: