“Iglesia, servidora de los pobres”

Así se titula el documento aprobado por la CV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) realizada en el país ibérico a finales del pasado mes de abril. La dura realidad de la migración a nivel mundial, la pobreza y la persecución a cristianos fueron los temas fundamentales tratados en este encuentro.

Presentamos aquí algunas de las declaraciones ofrecidas por Mons. José María Gil Tamayo –Secretario General de la CEE– a Radio Vaticano.

Refiriéndose al documento “Iglesia, servidora de los pobres”, Mons. Gil considera que este es un documento realista, muy apegado a lo que sucede hoy en España, especialmente en lo que se refiere a la migración y a la pobreza: “Son compromisos ineludibles para un cristiano. Quienes más sufren son los más débiles porque no tienen como defenderse”. "Desde la visión de la Doctrina Social de la Iglesia, es un compromiso con los menos favorecidos que son precisamente los más olvidados".

En cuanto a la situación de las y los migrantes que viven en España, Mons. Gil Tamayo parte de la idea base: migrar es un derecho universal, inalienable, que hay que respetar por sobre toda consideración política o ideológica. “Los migrantes son personas que buscan mejores condiciones de vida, porque no las encuentran en sus países de origen. El inmigrante no puede ser visto como alguien a quien evitar, sino alguien a quien acoger, a quien integrar”.

La respuesta de la CEE al drama que viven los cristianos perseguidos en Siria e Irak es donar 250.000 euros con el fin de aliviar de alguna forma su dura situación. El portavoz de la CEE pide a todas y todos los católicos del mundo unirse a una semana intensiva de oración que, del 17 al 24 de mayo, levantará sus plegarias por las hermanas y hermanos cristianos perseguidos en diferentes países del mundo.

Es importante saber que el Informe de Cáritas Española “Exclusión y Desarrollo Social en España” (2014) sitúa el índice actual de pobreza en el 21.8%, una de las más altas de la Comunidad Europea, y la brecha entre ricos y pobres es cada vez más amplia. Recordemos que, según el INEC, el índice de pobreza urbana en Ecuador se ha rebajado al 16.75% (marzo de 2014).

Esta Iglesia, servidora de los pobres, hace eco al llamado del papa Francisco: “Quiero una Iglesia pobre y para los pobres”. Esta es la misión de Cáritas a nivel mundial, este es el desafío de Cáritas Ecuador.

Fuentes: Radio Vaticano y Ethic.

No hay comentarios

Agregar comentario