En el marco de la Campana por la Hospitalidad, que se empuja desde el Servicio Jesuita para Migrantes y Refugiados en toda la región latinoamericana, la Pastoral Social Cáritas Ecuador asume su compromiso de aportar a la construcción de una cultura de solidaridad e inclusión.

El planteamiento directo va hacia los y las jóvenes de rescatar y promover la hospitalidad y la acogida como valores de nuestra sociedad, con la mirada de vivir en esta casa común que es para todas y todos, sin restricciones, exclusiones ni fronteras.

En la frontera norte de la Amazonía Ecuatoriana la migración interna ha construido la sociedad y nuevas identidades culturales, además de ser un territorio que recibe mucha población del vecino país de Colombia, que cruza la frontera por motivos de violencia, inseguridad y para la búsqueda de nuevas alternativas socio económicas. La Pastoral Juvenil  del Vicariato de Aguarico,  puede jugar un rol determinante, su compromiso y la promoción de acciones conjuntas para la recuperación de estos valores, pueden implicar que este territorio.

El pasado mes de junio, se participó en la jornada juvenil del Vicariato, donde se compartieron las necesidades en torno al tema de movilidad humana, se conoció el contexto local y se puso sobre la mesa la necesidad urgente que desde la juventud se amplíen redes, se planteen propuestas creativas y valientes que nos sacudan como sociedad y nos demuestren que nuestros corazones son una CASA ABIERTA, que fue justamente la oración final, con la que se cerró este encuentro de realidades, a la espera de seguir alcanzando compromisos.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: