“Yaguachi” significa “mi casa grande” en lengua tsáchila. En este cantón del Guayas está ubicada esta parroquia, dirigida por el P. Giampaolo Assiso. El grupo de Cáritas Parroquial nació con 20 personas (15 agentes de Pastoral y 5 voluntarias) hace apenas un año, y ya son 28 las que integran esta fuerza que participó en nuestro Primer Concurso de Cáritas Parroquiales.  El grupo de Cáritas está liderado por Rosita, quien fue capacitada en EDIFICA; el grupo en pleno ha participado ya en las dos ediciones de la Escuela Diocesana de Pastoral Social de Cáritas San Jacinto. Estos aprendizajes generaron conocimientos sobre autoestima, espiritualidad samaritana, desarrollo humano integral y solidario, comunicación y liderazgo, análisis de la realidad, voluntariado y formación de las Cáritas Parroquiales. De igual manera, están recibiendo preparación permanente en temas relacionados con la caridad y la espiritualidad, reforzando esta labor con Retiros Espirituales que tienen por objeto el interiorizar la fe cristiana y reencontrarse con Dios.

Entre las principales actividades están: visitar a los recintos con el Párroco, como se hace con el recinto de “Las Carmelas”. Se entrega ropa, medicamentos, alimentos y se ofrece orientación en problemas familiares. En diciembre se celebra la Eucaristía: se entrega el alimento espiritual a las/os adultos  mayores y luego se lleva a cabo la cena de navidad. En el mismo mes, también se hace una fiesta para las niñas y niños de la Parroquia.

Para obtener recursos económicos y materiales, el grupo realiza una venta de ricas comidas los domingos, luego de la Santa Misa; el último domingo de cada mes recibe donaciones de alimentos no perecibles y dinero. También hay un bar solidario en el Santuario Divino, y el 50% de esos ingresos son destinados a la parroquia y a la comisión diocesana. En muchas ocasiones, el Obispo Aníbal acompaña al grupo en las visitas a los recintos y a otras actividades pastorales.

Existen limitaciones porque la acogida ha sido muy buena. Ahora hace falta un lugar en dónde reunirse las Cáritas Parroquiales; también necesitan una bodega pequeña, y poder atender mejor las necesidades de la comunidad, que siempre van a en aumento.

Mirando al futuro, esta Cáritas Parroquial proyecta atender a más sectores de la Parroquia, asistir a jóvenes con problemas de drogadicción, crear un comedor para adultos mayores y mantener lazos de trabajo con organismos como la Cruz Roja, el MIES, el CONSEP  y trabar relación con otras Cáritas Parroquiales. Eligna, una de las participantes en el grupo voluntario, nos dice: “No es necesario tener mucha plata; con aliento y cariño se pueden conseguir muchas cosas”.

Gracias a todas y todos los que conforman la Cáritas Parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en el cantón Yaguachi. Su participación en nuestro Primer Concurso de Cáritas Parroquial ha enriquecido esta bella experiencia de dar amor y apoyo a quienes menos tienen. Sigan sirviendo, sigan haciendo realidad ese encontrar a Jesús en el rostro de los pobres. Los esperamos el próximo año, en la 2ª Edición de nuestro Concurso.

#CáritasParroquiales

CategoryDiócesis
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: