Reunidos en Loja entre el 26 y 30 de este mes, los Obispos de Ecuador abordaron temas de interés vital para el futuro de la Iglesia. Centrados en la resonancia de la visita pastoral de Su Santidad, brindaron atención al Sínodo de los Obispos y elaboraron un Plan Global de Pastoral para el período 2016-2020. También prepararon las acciones con el fin de celebrar el Año de la Misericordia. A la Asamblea concurrieron los Obispos titulares de las 24 jurisdicciones eclesiales del paìs, los Obispos Auxiliares y varios Obispos Eméritos.

En la rueda de prensa convocada para hoy y transmitida por la Voz del Santuario de Loja –retransmitida también por varias emisoras cristianas y laicas– los señores Obispos dieron a conocer la labor realizada en la Asamblea. Mons. Fausto Trávez, Presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, hizo un breve resumen de la labor cumplida y dio respuesta a varias preguntas formuladas por las y los comunicadores presentes en la rueda de prensa, compartiendo así con la feligresía ecuatoriana los logros alcanzados en esta Asamblea.

“El Papa Francisco nos pide obrar en gratuidad, pero hay que entender que la iglesia tiene gastos; el amor es entera y firmemente gratuito, pero hay gente que sufre de Alzheimer espiritual. Así como la Prensa trabajo tiempo extra, por vocación, así obramos en la Iglesia”, expresó Mons. Trávez.

Refiriéndose a la familia,  el Presidente de la Conferencia Episcopal explicó que dicha Conferencia no dirige las relaciones familiares pero sí cumple un papel importante como asesora de este vínculo imprescindible para la vida del país. “Es en la familia en donde se forman las y los buenos ciudadanos. La familia forma buenos cristianos, la conducta humana se fragua en la familia. Buenas familias implican buenas y buenos ciudadanos. Por esto necesitamos familias estables, en las que la madre dé amor y los padres sean responsables. Familias que eduquen en valores cristianos. Estas familias darán bien al país y al mundo”.

“En el Sínodo de la Familia fueron presentadas más de 260 ponencias, preparadas con su debida aticipación. Por esta razón, debemos esperar a que desde Roma llegue un documento final; normalmente, el Papa presenta oficialmente una Exhortación; nosotros estamos a la espera de ella y, bajo estas luces, daremos a nuestros fieles herramientas muy concretas para reforzar los vínculos familiares y hacer de la familia el pilar de formación cristiana que necesita el mundo”. Mons. Trávez hizo énfasis a los comunicadores en cuanto a que en el Sínodo no se trató el tema del matrimonio igualitario.

La rueda de prensa terminó con preguntas sobre el Año de la Misericordia. La Conferencia Episcopal está preparando un documento o carta con el objetivo de divulgar el sentido y la intención de esta celebración tan especial.  La Iglesia es de puertas abiertas, y el Año de la Misericordia es eso en esencia. Pronto se divulgará mediante materiales el sentido de este Año: recordar o dar a conocer las 14 Obras de Misericordia, cómo vivirlas a plenitud en estos tiempos, valorar al máximo el sacramento de la penitencia y, sobre todo, el acercarse de verdad a los más necesitados. Mons. Trávez nos recordó a todas y todos que la misericordia debe vivirse en el plano espiritual y también en el material.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: