Felicitaciones, Cáritas San Jacinto de Yaguachi: 2º Lugar en nuestro Concurso

La Cáritas de San Jacinto se inició hace tres años, cuando un pequeño grupo de voluntarias y voluntarios jóvenes decidieron entregar su tiempo a servir a quienes menos tienen. Comenzaron visitando a personas adultas mayores necesitadas, llevándoles víveres y ayudando a limpiar sus casitas o llevándoles al médico y colaborando en la compra de medicinas. Pronto se unieron a los jóvenes varias personas mayores y se fue formando, en 6 meses, un grupo sólido que hoy hace una labor pastoral exitosa. Veamos algunos de sus logros.

Gran parte de los buenos resultados se debe a la capacitación recibida –entre el 2013 y el 2014– en la Escuela Diocesana del Voluntariado de Cáritas.  “Reconocemos que de nuestra Fe en Cristo brota la solidaridad como actitud permanente de encuentro, hermandad y servicio que se manifiesta en gestos y opciones visibles” nos cuenta el grupo voluntario, aceptando asla doble misión de animar, coordinar y organizar la caridad en la comunidad cristiana, y despertar lo que anida en cada corazón humano; “el deseo de ayudar a otro”.

Con esta misión, organizan un grupo de Madrinas y Padrinos, conformado por profesionales, amas de casa, estudiantes universitarios y concejales, invitados personalmente por Cáritas de San Jacinto. Este grupo de apoyo lleva ya un Durante un  año trabajando, compartiendo sueños, rindiendo cuentas y llevando a cabo varios proyectos de dimensión caritativa.

La asistencia social se cumple entregando víveres, vestidos, medicinas, consultas médicas, exámenes de laboratorio, útiles de estudio, acompañamiento y orientación. La “Misión Cáritas” visita a familias de escasos recursos, diagnosticando las necesidades más apremiantes y dándoles solución: “… ir al médico, conseguir medicinas, mejorar la alimentación compartiendo víveres; arreglo de vivienda priorizando a los adultos mayores, a las madres solteras y las personas con discapacidad. También apoyamos a madres que tienen niños pequeños con pañales, leche, medicina, consulta médica y exámenes". Con el fin de llevar a cabo este proceso, se han aliado con la Cruz Roja, los Bomberos, el MIES, el MSP y la Alcaldía.

Para la Cáritas de San Jacinto de Yaguachi, la caridad tiene que ser transformadora, movida por la reflexión y la formación de una conciencia social. Bajo estas ideas, en las que los pobres pueden ayudar a los pobres, impulsan el proyecto “Mujeres soñadoras” mediante el cual capacitan en artes manuales a mujeres que trabajan en sus casas, en labores domésticas.

Así, estas mujeres aprenden sobre tejidos, cocina, manualidades y artes de belleza y otros oficios que mejoren la economía hogareña, siempre bajo el concepto de la dignidad emanada de seguir los pasos de Jesús. El P. Milton Guerrero, como párroco, acompaña, anima y bendice este accionar pastoral.

La formación ocupa un papel preponderante en esta Cáritas: la espiritualidad, la autoestima, el ser samaritano, analizar la realidad y la comunidad, el trabajo en equipo, la comunicación asertiva, la Palabra de Dios, la Misión y la oración son algunos de los temas en los que constantemente se recibe capacitación. Sólo así es posible obtener resultados concretos: crecimiento del voluntariado de Cáritas; se ayuda y se acompaña en procesos; Cáritas sale al encuentro de las personas más necesitadas; las ayudas que se brindan son más objetivas y reales.

Además, se cuenta con padrinos constantes y generosos y se ha logrado la sensibilizado sobre la dimensión caritativa de la Iglesia a los padrinos y voluntarios de Cáritas. También aumentan los agentes formados en la espiritualidad de la solidaridad dando sentido evangelizador a su trabajo social. Se actualiza anualmente el censo de necesidades prioritarias en la población. Se ha analizado la realidad y elaborar un diagnóstico sobre las necesidades más urgentes de la población vulnerable de Yaguachi.

Identifican como dificultades de la acción Pastoral el no tener un lugar adecuado en dónde reunirse para atender y escuchar a las personas que vienen a compartirnos sus necesidades. A Algunas personas les cuesta dar el paso del asistencialismo a la promoción y rechazan la oportunidad que se les brinda de emprendimiento. Falta más sensibilidad de la comunidad parroquial en las donaciones y ayuda a los hermanos más necesitados. -Un número considerable de jóvenes consumen droga y llegan a Cáritas en busca de ayuda. Saben que persistiendo y trabajando con fe van a superar las actuales dificultades.

Sus sueños y proyectos para el futuro están claramente definidos: Continuar saliendo al encuentro de nuestros hermanos más necesitados; continuar motivando a la comunidad en la dimensión caritativa de la Iglesia. Realizar una “Misión Cáritas” cada año, hasta visitar todos los sectores de Yaguachi. Continuar animando y acompañando a las “mujeres soñadoras” para gestionar con ellas proyectos productivos. Reflexionar, discernir y ejecutar el proyecto “Pan de Vida Nueva” con jóvenes que consumen droga.

Continuar trabajando en redes con las instituciones para atender las necesidades básicas de la población vulnerable de Yaguachi. Conseguir sede propia. Continuar realizando proyectos de emprendimiento y tienda solidaria.

Los testimonios que acompañan el vídeo con el que participaron en el Concurso de Cáritas Parroquiales son muchos, y provienen de las personas beneficiadas y de quienes, como voluntarias y voluntarios, han sabido hacer del servicio a los necesitados la razón de ser de su fe y de su acción. Nos llena de satisfacción el conocer lo que hacen en Cáritas de San Jacinto de Yaguachi. Felicitamos a todos sus integrantes por este 2º Lugar obtenido en nuestro primera edición del Concurso de Caritas Parroquiales 2015 y desde ya estamos esperándolos para nuestra II Edición. Cerramos esta nota como lo hicieron ellas y ellos:

"Todo cuanto hicieron con el más pequeño de mis hermanos lo hicieron conmigo" (Mt. 25, 31)

Imagen: wikipedia.org

No hay comentarios

Agregar comentario