Parroquia Cristo Rey Esmeraldas: 15ª experiencia contada

Con la Cáritas Parroquial de Cristo Rey, en Esmeraldas, cerramos nuestras notas en las que 15 Cáritas de diferentes zonas del país nos han contado sus acciones pastorales, participando en el Ier. Concurso Nacional Cáritas Parroquial “Cuéntanos tu experiencia”. Isabel Padilla coordina las Cáritas de la Provincia Verde, y difundió nuestra invitación; la gente de Cristo Rey respondió. Conozcamos su experiencia.

Hace más de seis años, la Sra. Narcisa Zambrano, apoyada por cinco personas más, comenzó a entregar fundas con alimentos a personas mayores; gente caritativa dejaba, en Misa de 7:00, alimentos que luego eran entregados a quienes más necesitaban. A este punto de partida se une el párroco, P. Alberto Rodríguez, que propone formar una Cáritas Parroquial.

La Sra. Olga Mejía, del movimiento Juan XXIII, también se une al grupo; igual hace la Madre Mariarosa Biraghi –actual responsable de Cáritas –. Se pide apoyo a otras Cáritas Parroquiales ya formadas para aprovechar sus experiencias y organizar en forma la Cáritas Parroquial de Cristo Rey.

El grupo se ve fortalecido por el trabajo voluntario de la psicóloga Isabel Vallejo. El Vicariato, por intermedio de Isabel Padrilla, respalda el trabajo del grupo. La Cáritas Cristo Rey se termina de formar con el trabajo voluntario de las señoras María Tecle, ya mayor pero siempre lista a poner el hombro; de la profesora Ángela Cabezas, que se da tiempo y apoya mucho.

Complementan este colectivo pastoral otras mujeres, trabajando duro y voluntariamente: la Madre Pilar Díaz: la Sra. Mercedes Vallejo, a quien deseamos que ya esté mejorcita; el buen apoyo en ventas de la Sra. Águeda Patiño; el entusiasmo de Ketty Navarro; la gran colaboración de Margarita Calderón en lo de los alimentos; igual aporte hacen la Sra. Esperanza Quiñonez y Guadalupe Mora.

La Madre Mariarosa se encarga de entusiasmar el trabajo de esta fusión femenina. A propósito, hay muy pocos hombres –excepto los Párrocos y las autoridades eclesiales– que participan en nuestras Cáritas Parroquiales. Esta es una pregunta oportuna, pues hemos visto que la voluntad masculina no es muy común en las Cáritas Parroquiales. Las acciones de las Cáritas deben integrar a la familia, y sería importante ver crecer el contingente masculino en nuestras Cáritas Parroquiales.

En la Cáritas Cristo Rey hay solidaridad. Se obtienen recursos mediante la venta de alimentos y el mercado de pulgas, pero sobre todo, reciben donaciones en alimentos, en ropa y en efectivo; este último recurso lo administra el Vicariato. Cáritas rinde cuentas mensualmente a quienes ayudan a ayudar. Cáritas se ha ganado la confianza de la gente por su gestión transparente y precisa, ayudando a quienes casi nada tienen y sufren la pobreza, la enfermedad, la discriminación y la exclusión.

Evangelizando en la acción, Cáritas Cristo Rey apoya con alimentos y medicinas a más de 80 personas, a las que se da acompañamiento constante, llevándoles afecto y cuidado. También brindan apoyo a las personas privadas de libertad y a sus familias. La Escuela y el Colegio “Cristo Rey” asume la corresponsabilidad, apuntalando todo lo que emprende el grupo de Cáritas. Las niñas y niños que están en la Catequesis también colaboran en este voluntariado cristiano.

El apoyo pastoral se extiende al Centro de Rehabilitación para Alcohólicos y Drogadictos, a quienes entregan alimentos, manteniendo esta asistencia anualmente. Acompañan al P. Joselo Zamora a dar la Palabra de Dios en el Centro de Rehabilitación Juvenil.

Cada que pueden, hacen presencia en el Hospital Civil Delfina Torres de Concha. Celebran en la forma más incluyente que pueden la Navidad, fiesta que se coordina con el Vicariato y con el P. Silvino. Han capacitado a madres para que elaboren artesanías que mejoran en algo su situación económica. La ayuda a las madres solteras continúa siendo un ejercicio de acompañamiento y apoyo moral y psicológico.

El grupo de Cáritas también está presente en los eventos de fe. Los retiros espirituales ayudan a aclarar las metas y tener más confianza en la construcción del Reino. Siempre están presentes en las celebraciones litúrgicas de la Parroquia. Agradecen el impulso que siempre han recibido por parte del Sr. Obispo y el apoyo constante del Vicariato y de Isabel Padilla.

Desde Cáritas Comunicación hemos conocido cómo se camina, cómo se cumple el Evangelio, cómo se hace acción la oración. Gracias, Cáritas Cristo Rey de Esmeraldas por contarnos su experiencia. Los esperamos en la 2ª edición de nuestro Concurso Cáritas Parroquial. Y que siempre sea una realidad el lema que a usedes los asiste: "Manos de Dios que dan... manos de Dios que reciben".

 Imagen vía Facebook.

No hay comentarios

Agregar comentario