“Un ataque contra la paz de toda la humanidad”

Así califica el papa Francisco los ataques del viernes anterior perpetrados en París, atribuidos en principio al ISIS. Yendo más allá, el Sumo Pontífice considera que “… los ataques terroristas son una parte de la III Guerra Mundial”.

"Estoy conmocionado, no entiendo estas cosas hechas por seres humanos. No hay justificación religiosa ni humana. No es humano". La mirada del Papa al futuro es triste y augura tiempos difíciles para toda la humanidad. Por vez primera desde que es la Cabeza de la Iglesia, el Papa emplea una palabra nunca antes usada por Él: la consternación, término que significa estar abatido, atribulado al conocer una pésima noticia, un suceso trágico. Dolor y sufrimiento en el alma, tristeza inmensa en el corazón. Así siente el Obispo de Roma los atentados parisienses.

En pocas pero sentidas palabras, el Papa da sus condolencias a los familiares y amigos de las 129 víctimas y más de 350 heridos provocados por los atentados terroristas: "Estoy cerca de los familiares de las víctimas y rezo por todos ellos. Estoy cerca de toda Francia, a la que quiero mucho". Además, Francisco envió su sentimiento de dolor y consuelo a toda Francia, a la que mucho ama.

Estas declaraciones del Papa fueron concedidas en una entrevista telefónica con la cadena de televisión TV2000, una vez que conoció la triste noticia. Ya Francisco se había referido a la situación política mundial, diciendo que ya estamos viviendo una Tercera Guerra Mundial, un conflicto que no necesariamente sigue el curso de las dos Guerras Mundiales anteriores, sino que se presenta en forma fragmentada, mostrándose en múltiples conflictos, crímenes, masacres y actos de destrucción que se van esparciendo por toda la Tierra.

Oficialmente, el Vaticano condenó "… de la manera más radical" los sucesos ocurridos en París, al tiempo que calificó los atentados como un ataque "contra la paz de toda la humanidad que requiere una reacción decidida y solidaria".

¿Cómo podemos las y los cristianos reaccionar en forma decidida y solidaria? En primera instancia, rechazando todo tipo de acciones criminales. También debemos descalificar y rechazar cualquier tipo de fundamentalismo. Ya miles de hermanas y hermanos cristianos han sufrido persecución y muerte a manos de planteamientos fundamentalistas de carácter religioso; el Papa ha dado pasos inmensos en la reconciliación y la unión de todas las religiones.

Además, debemos tener una visión ecuménica de la paz mundial, ya que la realidad nos demuestra que todo está conectado –ya lo dijo Francisco en su Encíclica Laudato Si’– y la inequidad económica y la intransigencia ideológica acarrean muerte y destrucción.

Nos unimos a nuestro Líder en su voz de consuelo a las víctimas, y oramos con Él por una paz mundial tan necesaria en la construcción del Reino de Dios en la Tierra. Que nunca más se sucedan estos hechos que “no son humanos”. Pedimos al cielo una paz justa y duradera, para que todas y todos los que habitamos este maltratado planeta podamos redimir de alguna forma el sentido de Paraíso y don divino que tiene la Creación.

Amén

Fuente: lainformacion.com

Imagen: www.vanitatis.elconfidencial.com

No hay comentarios

Agregar comentario