Vicariato de Méndez, Cáritas Parroquiales: dignidad para todos y todas

El pasado mes de febrero 2016, la Pastoral Social Cáritas del Vicariato Apostólico de Méndez, con su parroquia la Purísma de Macas, en la ciudad del mismo nombre realizó una radio tele maratón con el objetivo de sensibilizar a la provincia en la importancia del servicio a los demás como un instrumento para la búsqueda de la justicia, no con una mirada asistencialista, sino como la expresión del amor que dignifica, que busca que todas y todos podamos alcanzar un vida plena y digna, derribando las estructuras que nos duelen, que nos dañan, que descartan.

En ese sentido, las y los voluntarios emprendieron una jornada para que la comunidad puedan compartir, salir al encuentro de los hermanos necesitados, y dar, atendiendo inicialmente los casos más emergentes, pero para que poco a poco vayamos dando el paso hacia la promoción de derechos, de posibilidades  y oportunidades.

En este Año de la Misericordia, hacemos énfasis en la importancia del servicio voluntario, en la participación y el compromiso colectivo que pueda transformar la realidad, y la Cáritas Parroquial como expresión de ese compromiso al que estamos llamados todos a participar, en esa gran mesa que es este planeta donde muchos tienen que sufrir las consecuencia de un sistema que descarta y que concentra y polariza la riqueza.

Como nos comenta Enma Rivadeneira, presidenta de la Cáritas Parroquial de la Purísima de Macas, el voluntariado es la expresión de abrir las puertas de nuestra Iglesia Viva y Encarnada, no para que entren, sino para que salgamos al  ENCUENTRO, para entregar no lo que nos sobra, sino lo que somos, nuestro tiempo, nuestras capacidades, nuestra vida. Es de lo que se construye la Cáritas Parroquial.

En esta radio tele maratón fue fundamental el apoyo de los medios locales y su aporte es imprescindible.  Así como la presencia de otras Cáritas Parroquiales que se van gestando en el vicariato, que comienzan a organizarse para un servicio horizontal y que va dando sus frutos, como es el caso de la parroquia de Limones.

En esta Cuaresma queremos rendir homenaje a todas y todos los voluntarios que creen en este servicio, que aportan a la construcción de una país más justo y solidario y comparten el pan en esta mesa, como una HISTORIA DE MISERICORDIA.

No hay comentarios

Agregar comentario