Informe de Situación 21 de abril 2016

DESTACADOS

  • El sismo de 6,1 del día miércoles 20 de abril, ha sido la réplica más fuerte reportada hasta el momento.
  • Los informes preliminares de las áreas dañadas apuntan a la necesidad de agua potable / servicios de Agua, Saneamiento e Higiene, material de abrigo, artículos no alimentarios y asistencia alimentaria.
  • Cáritas Ecuador y CRS están en territorio, levantado la información de daños y análisis de las necesidades en las zonas de Chamanga, Tabuga, Pedernales y comunidades aledañas.
  • Las evaluaciones conjuntas de Cáritas-CRS cubrirán áreas afectadas en el sur de Esmeraldas centrándose en los pueblos secundarios que aún no han recibido la ayuda humanitaria.

       IMPACTOS HASTA LA FECHA:

  • 577 fallecidos

155 desaparecidos

  • 7,015 heridos atendidos
  • 541 réplicas
  • Los albergues dispuestos hasta el momento están acogiendo a 25.362 personas
  • 125 casas y edificios destruidos
  • 829 Edificaciones afectadas
  • 281 escuelas dañadas
  • Se va restableciendo poco a poco el servicio de luz y agua potable en algunas ciudades más pobladas. Las comunidades y parroquias cercanas a Pedernales y Portoviejo, los centros más afectados, no tienen los servicios. 13000067_828540253959112_2725266931235155371_nProvincias afectadas: Esmeraldas, Manabí, Los Ríos, Santa Elena, Guayas, y Santo Domingo 

     

    ContextoAproximadamente a las 18:58  hrs CDT, un terremoto con una magnitud de 7.8 golpeó Ecuador causando serios daños y la pérdida de la vida de habitantes de las ciudades y pueblos ubicados en la costa. El epicentro se registró a unos 27 kms de Muisne en la costa noroeste. Los daños han sido reportados en varios pueblos y ciudades importantes de la costa del Pacífico de Ecuador; de Esmeraldas, Santo Domingo, Manabí, Guayas - Guayaquil (ciudad más poblada de Ecuador), Los Ríos, Santa Elena y a Pedernales como zona de desastre. Este es el peor terremoto de magnitud y el impacto potencial que el Ecuador ha padecido desde 1979, que también sacudió el noroeste del país, en el que perdieron la vida más de 600 personas. Según el Informe especial  No. 13 del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional. “El sismo registrado el sábado 16 de abril a las 18h58 (tiempo local), de magnitud 7.8 (Mw magnitud momento), cuyo hipocentro se ubicó frente a Pedernales (Manabí), a 20 km de profundidad, fue resultado del desplazamiento entre dos placas tectónicas: la placa de Nazca (placa oceánica) que se sumerge bajo la Sudamericana (placa continental). A este proceso se le conoce como subducción, y es el mismo fenómeno que originó los sismos del 31 enero 1906 (Mw 8.8), que es el más grande registrado en Ecuador y el sexto más grande a escala mundial; el del 14 mayo 1942 (Mw 7.8); 19 enero de 1958 (Mw 7.8) y del 12 diciembre de 1979 (Mw 8.1). La presencia de réplicas es un fenómeno natural que se asocia al ajuste de las rocas de la corteza, en la zona en donde ocurrió el sismo, por lo tanto también tiene relación con el tamaño de la ruptura y cuando el sismo es más grande el período de ajuste es más largo. En este sentido se espera que el tiempo de ocurrencia de réplicas dure por algunos días y semanas.

Según el Informe No. 14 del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, del 20 de abril de 2016 08h55 TL continúan las réplicas del sismo de Pedernales. La Red Nacional de Sismógrafos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional ha continuado registrando réplicas del mismo.  Hasta el momento se han contabilizado un total de 541 réplicas, considerando únicamente los sismos que han sido localizados en la zona de ruptura.Durante la madruga del miércoles, se registraron dos réplicas importantes a las 03h33 con magnitud 6.1 Mw, con una profundidad de 16.1 km y otra réplica a las 03h35  con una magnitud de 6.3 Mw., de 9.3 km.  Estas réplicas constituyen junto al evento de las 02h13 del domingo 17 de abril, las réplicas de mayor tamaño.  Los dos eventos se ubican en la parte norte de la zona de ruptura, a pocos kilómetros al norte de Muisne. Los dos epicentros se ubican costa afuera, estos eventos han sido sentidos como dos sacudimientos sucesivos en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Imbabura y en algunos edificios de Quito y Guayaquil.  Se ha desplegado un grupo de expertos  de la Facultad de Ingeniería Civil de la Escuela Politécnica Nacional, quienes se encuentran en la zona epicentral realizando la evaluación de los daños en las viviendas y obras de infraestructuras y la determinación de intensidades sísmicas.De igual manera un grupo conformado por geólogos del IGEPN están realizando la determinación de los efectos del sismo en la naturaleza, tales como evaluación de deslizamientos, reconocimiento de zonas de licuefacción (proceso por el cual un sólido arenoso saturado en agua por acción del sismo pierde su resistencia y pasa a comportarse como un líquido) y subsidencias (hundimiento). El terremoto causó daños estructurales en casas, edificios, puentes, carreteras, agua y redes eléctricas. Las réplicas de hasta 6.3 se registraron en las horas que siguieron, alimentando un clima de inseguridad e incertidumbre. Muchas ciudades están reportando cortes de electricidad y se han quedado sin agua potable desde que el terremoto golpeó. Muchas partes de las provincias de Manabí y Esmeraldas todavía no tienen agua. Se piensa que el número de muertos registrados aumentará a medida que los esfuerzos de rescate continúen en los días que vienen. El Gobierno de Ecuador ha declarado el estado de emergencia en las 6 provincias arriba-mencionadas y ha activado los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) en estas provincias. Los COE son una combinación de actores de la sociedad civil y entidades públicas, privadas, de los municipios, que coordinan y participan en la respuesta humanitaria. Cáritas participa en la mesa técnica  4 “Medios de Vida”  de  y otras organizaciones de la iglesia son miembros de los COE. Particularmente preocupante es el hecho de que Ecuador  atraviesa por otro fenómeno natural “El Niño” que implica caída más pronunciada e intensa de las lluvias en ciertas regiones e inundaciones en otras. Esto se ha evidenciado en casi todas las provincias afectadas y ha complicado las tareas de rescate y sobre todo ha sido un factor que ha empeorada la situación de los daños en la  infraestructura.  Ecuador también ha informado de más de 90 casos de Zika desde enero de 2016 en las mismas áreas costeras. Aumentarán las preocupaciones en torno a la propagación de vectores con los grandes daños en el agua y el saneamiento. Es evidente que el número de muertos y tantos daños seguirán aumentando a medida que numerosas localidades de poblaciones considerables (5.000 pop) a lo largo de la costa aún no se han alcanzado. La Secretaría de Gestión de Riesgos (SNG) ha dado prioridad a la salvación de vidas y solicitado en repetidas ocasiones apoyo a los equipos de búsqueda y rescate, que comenzaron a llegar en la tarde del 17 de abril de países como Chile, Perú, Colombia, Venezuela y México. Recursos humanos especializados, así como maquinaria para la retirada y limpieza de los escombros se ha solicitado en repetidas ocasiones.

Población Afectada/ Evaluaciones de Daños y Necesidades

 Los informes preliminares de las áreas dañadas apuntan a la necesidad de agua potable / servicios de agua, saneamiento e higiene, albergue, materiales de abrigo y asistencia humanitaria inmediata en forma de artículos no alimentarios y alimentos. Las evaluaciones están siendo dirigidas y coordinadas por la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNG) y la Cruz Roja, junto con las fuerzas armadas ecuatorianas, la policía nacional y otros agentes de seguridad del Estado actualmente. La Secretaría de Inclusión Social (MIES) está liderando los esfuerzos en la gestión de albergues en las ciudades más grandes.

Las evaluaciones de daños y necesidades (EDAN) se centrarán en el sur de Esmeraldas (San José de Chamanga) y Manabí (Tabuga). Las evaluaciones se centran principalmente en comunidades postergadas, que aún no han recibido la ayuda humanitaria, y que padecen una pobreza mayor. San José de Chamanga se ha identificado de manera conjunta como un área de enfoque inicial de las evaluaciones debido a su vulnerabilidad, y la pobreza extrema del pueblo. Hemos sido contactados por las entidades locales de la Iglesia que están indicando áreas de particular devastación donde no hay respuesta alguna.

El informe de la Cáritas de Santo Domingo, que se encuentra  ubicada cercana a las zonas del desastre indica que el cantón Pedernales  está destruido un 80%, no se ve ningún edificio en buen estado, todos están semi destruidos y algunos reducidos a ruinas. Las viviendas de la periferia están en la misma situación. Mucha gente se ha desplazado a Pedernales, algunos por ayudar, buscar familiares y amigos y desaparecidos, otros a ayudar y otro tanto simplemente de curiosos. Eso hace caótica más la situación.

Las consecuencia sanitarias de un desastre de esta magnitud comienzan a hacerse evidentes en el ambiente, como los olores, la falta de baterías sanitarias, la falta de recolección de basura y el estancamiento de aguas lluvias. El Ministerio de Salud, ha indicado que esta misma semana se socializará el Plan de Manejo Sanitario, que es urgente.

Planificación

Cáritas Ecuador va a comunicar más detalles sobre las prioridades y la escala de la respuesta a principios de la próxima semana, después de la evaluación y reuniones de coordinación con CRS, otros actores humanitarios y el gobierno.

De evaluaciones previas realizadas por los equipos de las Cáritas Diocesanas en territorios, se ratifica la necesidad urgente de ayuda alimentaria, artículos de aseo e higiene, dotación o potabilización de agua y a corto plazo también la implementación de medidas tendientes a procurar la recuperación material, psicológica y espiritual de la población en las  provincias afectadas, necesidades que se complementarían con otras que se establezcan de la evaluación que se está desarrollando por el equipo conjunto de Cáritas Ecuador y CRS.

Coordinación

 Cáritas Ecuador está coordinando con las Cáritas Diocesanas de las zonas afectadas y con los organismos del sistema nacional de gestión de riesgos.

La Red de Pastoral Social Cáritas Ecuador, en cada jurisdicción se ha puesto en marcha para atender la emergencia (mediante colectas, donaciones, coordinaciones locales) y responder solidariamente a las 2 provincias más afectadas, con quienes se mantiene una comunicación fluida para responder  a sus necesidades  y acercarse mejor a los territorios donde ha existido escasa o nula respuesta de otros organismos.

Cáritas Ecuador está preparando una declaración solicitando solidaridad para ser compartida a través de la red de CI y comunicó la necesidad de contar con más tiempo para reunir mayor información de manera conjunta con CRS antes de presentar un EA.

El Equipo Humanitario País (EHP), del cual Caritas y CRS son miembros, ha activado su sistema Clúster,  Caritas y CRS están participando en 3 de los 7 grupos; Agua, Respuesta Integrada (Refugio y Protección), y medios de vida. La Secretaría de Inclusión Social (MIES) es la principal entidad gubernamental de asistencia y coordinación dentro de los refugios públicos, centrándose en los servicios de alojamiento, protección, agua y alimentos.

Donaciones

Muchas instituciones públicas, empresa privada y la Iglesia han elevado campañas de recolección de donaciones. Contactos internacionales ofrecen a Cáritas Ecuador, misiones de ayuda, elementos prioritarios y respuesta en especies a las necesidades, que se van operativizando para la llegada a territorio.

Las parroquias eclesiales a nivel nacional, por medio de cada diócesis se han convertido en centro de acopio y entrea de dotaciones. Las entregas en el territorio se las hacen organizada y paulatinamente.

Hasta ahora, Cáritas Ecuador ha recibido promesas de contribuciones para su respuesta de parte de las Cáritas Alemana, Española, Italiana y la del Taiwán informaciones, por más de €300,000.

Logísticos / Security

 Las vías principales de acceso al territorio están habilitadas. Algunas vías se encuentran con restricciones de horarios para priorizar la llegada de las donaciones y no saturar las vías. Las vías más pequeñas de acceso a las poblaciones están en algunos casos inhabilitados y otras con paso controlado.  El Ministerio de Transporte y Obras Públicas, se encuentra evaluando los daños y presentarán la propuesta de cómo  adecuar las vías lo más pronto posible.

No hay comentarios

Agregar comentario