“Donde hay compasión: hay futuro hay esperanza”

El cantón Muisne y la Parroquia Chamanga, perteneciente a la provincia de Esmeraldas, son una de las zonas más afectadas tras el terremoto del pasado 16 de abril. La ayuda solidaria ha estado presente desde varios puntos geográficos del país.

Conversamos con el Padre Silvino Mina, Vicario General de la Pastoral Social Cáritas Esmeraldas, quien nos proporcionó su testimonio sobre las muestras de apoyo que están recibiendo las familias de Chamanga y Muisne.

“Nuestro accionar desde el obispo de Esmeraldas y quienes estamos al frente de la iglesia de Esmeraldas, estamos comprometidos y urgidos por seguir ayudando a nuestros queridos esmeraldeños en la parte de Chamanga y de Muisne. Estamos colaborando al máximo con todo lo que podamos estar presente aquí con estos hermanos.  Las ayudas que van llegando está siendo distribuidas como el obispo nos ha recomendado, estamos atendiendo lo mejor que podemos a nuestros hermanos”.

“Hay gente generosa que sigue colaborando pero también debemos seguir llamando a la conciencia de nuestros hermanos para que sigan colaborando porque esto va para largo y por lo tanto es bueno que sigamos colaborando todos y cada uno desde nuestro accionar, para que no descuidemos la ayuda de estos hermanos que han caído en este gran  flagelo del terremoto”.

“Todavía los albergues están siendo implementados, no digamos que todavía están todos montados, se está trabajando recién en la implementación de los albergues, ya hay uno que otro. Nuestro trabajo lo estamos haciendo con el gobierno y tenemos que entrar en esa política de los albergues que están montando”.

“Pero también desde nuestra parte estamos ayudando a las personas que están en pequeñas carpas que están en albergues pequeños, estamos asistiéndolos con alimentación y algo de medinas. Es bonito cuando vemos que un buen equipo de Quito entre ellos: religiosas, sacerdotes, laicos y movimientos eclesiásticos están colaborando están yendo a preparar comida llevando vituallas a estos hermanos de allí, me parece una excelente idea y aporte que ellas y ellos dan a estos hermanos”.

“Hemos dialogo mucho aquí en la curia de Esmeraldas, y el señor Obispo nos ha dicho que tenemos que trabajar para largo porque ahora estamos en el primer momento de asistencia, tenemos que pensar más adelante en las escuelas y colegios que se han caído, tenemos que pensar en la reconstrucción de las viviendas, por eso decimos que esto no es de un día, un mes, sino que este trabajo va para largo. El obispo también ha recomendado trabajar en este tema como es la reconstrucción de viviendas, eso sí repito sin quitar el accionar del gobierno.

DSCN1562

Durante el diálogo con el padre Silvino Mina, al consultarle sobre el acompañamiento del Vicariato de Esmeraldas a las zonas afectadas, sobre la labor que están cumpliendo ahí en esos lugares, él nos cuenta: “Hay la presencia de nuestros sacerdotes, profesores de los establecimientos católicos y los grupos de movimientos religiosos como los carismáticos y Juan XXIII, que han estado presentes y atentos a las necesidades de nuestras hermanas y hermanos. También tenemos un grupo de psicólogos y médicos que están apoyando. Al otro día del terremoto, nuestro obispo no ha dejado de visitar estas dos zonas, hace visitas periódicas de acompañamiento”.

El padre Silvino, menciona sobre la gran ayuda que llegó desde diferentes jurisdicciones del país, entre ellas menciona “a la Arquidiócesis de Guayaquil, de Quito, la Diócesis de Riobamba, el Vicariato de Sucumbíos, gracias a todos ellos que han estado unidos en estos momentos y que la ayuda sigue llegando. Para todos, nuestros sinceros agradecimientos y un Dios les pague”

 

No hay comentarios

Agregar comentario