Encuentro Pastoral Penitenciaria

El pasado 2 y 3 de Junio se realizó en la ciudad de Quito el primer encuentro de Pastoral Penitenciaria en el cual participaron representantes de las pastorales penitenciarias de Ambato, Tulcán, Cuenca, Tena, Ibarra, Coca y Babahoyo. Fue un momento en el cual pudimos compartir que es lo que se está realizando en cada pastoral y cuáles son los elementos que faltan para poder realizar de mejor manera el acompañamiento a personas privadas de libertad (PPL).

A lo largo del encuentro pudimos darnos cuenta que cada pastoral realiza distintas actividades y acompañamientos para cada uno de los centros de reclusión de su ciudad, es decir dentro de la labor de Pastoral Social encontramos la evangelización, la asistencia jurídica, la asistencia médica, la asistencia psicoespiritual, pero cuál es la parte más importante de todo este acompañamiento, el “compartir sin juzgar” la actitud de saber que nuestro hermano y nuestra hermana confían en nosotros y el poder escucharlos es una gran bendición.

En el marco del año de la misericordia, el Papa Francisco nos dice “Todos somos iguales ante el Padre”, pero ¿Que tan fácil es poder vernos como hermanos en un mundo lleno de discriminación?, todos y todas en algún momento de nuestras vidas hemos cometido errores, y sabemos que nuestros hermanos y hermanas privados de la libertad se han equivocado un poco más que nosotros.

La clave de poder servir con alegría a quienes no pueden ser parte activa de ésta sociedad está en el darnos cuenta que una gran obra de misericordia es el “Vernos de igual a igual”, saber que nosotros como seres humanos y agentes de pastoral somos tan humanos como una persona privada de libertad.

Todos y todas somos instrumentos del Señor y debemos saber que  para poder tener la valentía de ayudar a nuestros hermanos a recuperar la Fe en sí mismos y la Fe en la humanidad, debemos amar lo que hacemos, saber que Dios nos encomendó la misión de cambiar vidas, aquella misión misericordiosa de escuchar los gritos de nuestro hermano y poder brindarle una mano en los momentos más difíciles.

Al finalizar el encuentro las y los agentes pastorales se van motivados y con la esperanza de seguir trabajando, de seguir caminando y tejiendo RED como Iglesia madre y cercana a sus hijas e hijos. Es necesario promover un trabajo articulado entre todas las Pastorales Penitenciarias y Carcelarias (PP), y esa será una de las misiones que tendrá la Red Nacional de PP, que se conformó a partir de este encuentro.

Para seguir a Jesús en el camino de la caridad hay que ir con Él a las periferias existenciales…Para el Buen Pastor lo que ....está perdido y se desprecia es objeto de mayor atención. En la Iglesia los primeros, son aquellos que tienen más necesidad: humana, espiritual, material.” Papa Francisco

No hay comentarios

Agregar comentario