Informe de situación y actualización sobre el llamado de Emergencia

Quito, Ecuador a 30 de Junio de 2016

Apreciados hermanos y hermanas de las redes de Cáritas Internationalis, de la Iglesia, y amigos fraternos en la misión

Asunto:

Informe de situación y actualización sobre el llamado de Emergencia (EA – Emergency Appeal)

Terremoto de Ecuador del 16 de Abril de 2016

Han pasado ya dos meses y medio desde que ese tremendo terremoto sacudió la tierra en el litoral del Ecuador el día 16 de Abril de 2016. Muchas cosas han acontecido desde entonces; sobre todo vemos que la situación sigue siendo profundamente compleja y dolorosa para las personas que más han sido afectadas. Muchas de las primeras ayudas se han retirado y ha llegado el momento de buscar una mayor organización y articulación para afrontar las fases de rehabilitación y reconstrucción. En medio de todo esto, es muy significativo cómo la solidaridad ha sido profunda y constante (tanto del exterior como del interior del propio país).

Ha sido especialmente significativo ver cómo la Iglesia hace una labor silenciosa, pero que se vuelve imprescindible y termina siendo visible ante todos los ojos; su labor es de proximidad y desde el conocimiento de la gente, de sus nombres y apellidos, y aún en medio de nuestras muchas fragilidades, la legitimidad de nuestra intervención es grande. Debemos decir que el papel de las congregaciones religiosas, de las Cáritas Diocesanas y parroquiales, y de los sacerdotes y Obispos, ha sido a todas luces ejemplar. Ciertamente hay limitaciones, hemos pasado por momentos de confusión, se han vivido momentos de quiebre y desorganización, pero el papel ejemplar de la Iglesia sigue siendo determinante para el presente y futuro de las zonas más afectadas. Queremos expresar nuestro reconocimiento a todos esos rostros diversos de una Iglesia que de tantas maneras, y desde tantos sitios, se ha hecho presente y ha aportado para que esta situación sea más llevadera para los más afectados.

Antes de darles un informe detallado de la impresionante y generosa respuesta que hemos recibido con respecto al EA (Emergency Appeal), queremos resaltar una serie de aspectos sobre lo que ha sido nuestro papel como Pastoral Social Cáritas Ecuador, con otros y otras, en la primera etapa de esta tremenda crisis.

  1. Lo primero es confirmar que el modo de proceder ha sido el más adecuado y pertinente, dado que nuestra interlocución prioritaria y fundamental ha sido con los que viven y acompañan el día con día en el territorio, y a partir de esa premisa todo el resto de canales de respuesta y asociación se han ido estableciendo. Los canales de comunicación permanente con Obispos, directores de Cáritas, equipos locales y parroquiales de Cáritas, con sacerdotes y religiosos, y con las personas señaladas como los responsables en las jurisdicciones más afectadas (Arquidiócesis de Portoviejo, Vicariato de Esmeraldas y Diócesis de Babahoyo) ha permitido el cuidadoso acompañamiento en las necesidades más urgentes, el cuidado de las personas en medio de la crisis, y el fortalecimiento de los equipos que están respondiendo de manera directa.
  1. Valoramos el haber asumido una postura serena de diagnosticar la realidad paulatinamente con el apoyo de nuestras redes locales, para poder tener una adecuada identificación de necesidades, así como el ubicar los puntos críticos, para entonces sí responder sin sobreponer nuestros esfuerzos con los de otros y otras.
  1. Hemos mantenido una participación constante en las mesas técnicas locales y nacionales en las que hemos participado desde tiempo atrás, sean gubernamentales, de la sociedad civil, o de organismos internacionales, lo cual nos ha permitido tener un mejor conocimiento de la situación y del tipo de intervenciones previstas, así como de los lineamientos generales trazados por los niveles diversos de gobierno. Asimismo, hemos mantenido una postura clara sobre el papel particular de la Iglesia y su relación directa y legítima con las personas en el territorio, logrando así no perder nuestra propia perspectiva de discernimiento sobre la mejor manera de responder en  función de lo que nuestras redes locales nos han solicitado.
  1. Luego de definir las líneas estratégicas prioritarias de nuestra intervención, la definición del EA, y el discernimiento con los Obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, generamos una importante plataforma de articulación eclesial para tener una respuesta integrada e integral, en función de los ejes en común, integrada por la Comisión Episcopal de la Pastoral Social como Conferencia Episcopal y con su expresión institucional mediante la Cáritas Nacional, la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos y Religiosas, y la Provincia Ecuatoriana de la Compañía de Jesús. En conjunto estamos definiendo un plano de respuesta integrada donde cada uno ofrece sus mejores capacidades y experiencia, para animar un esfuerzo conjunto en el proceso de reconstrucción de vivienda digna, fomento productivo mediante impulso a los medios de vida y huertos familiares, y en el acompañamiento psico-espiritual para la población más afectada.
  1. Además del llamado de Emergencia EA se han establecido proyectos bilaterales en función de posibilidades o solicitudes particulares, se ha hecho una campaña nacional por parte de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, y muchos gestos de buena voluntad se han expresado alrededor de esta propuesta amplia de movilización de recursos. Es muy importante decir que como Cáritas Ecuador hemos sido muy honestos al establecer un parámetro de los recursos que seremos capaces de manejar responsablemente con nuestras capacidades, y consideramos muy positivo ese manejo, dado que así podremos asegurar una respuesta seria y bien gestionada. Algunos ofrecimientos de apoyos en especie, de proyectos, o de ayudas financieras específicas, que han estado fuera de estos parámetros los hemos canalizado con mucha naturalidad hacia las instancias locales o a otras instituciones hermanas, sabiendo que lo fundamental es que las ayudas lleguen de la mejor manera posible.

Una vez expresadas las principales lecciones y aprendizajes, y luego de compartirles el proceso que hemos vivido como ejercicio de transparencia, queremos expresar nuestro más profundo agradecimiento por las enormes y significativas muestras de apoyo llegadas de tantos sitios diversos de nuestras redes de Cáritas y otras. Queremos expresar un agradecimiento especial al equipo de Cáritas Internationalis por su cercanía permanente, acompañamiento, y sobre todo por su comprensión de nuestras definiciones institucionales y el respeto de las mismas, para generar un mecanismo que ha sido muy propicio para fortalecernos en nuestra respuesta.

Agradecemos todas las ayudas que han llegado mediante apoyos directos por medio de los fondos destinados para emergencias, mediante campañas realizadas con el mayor empeño y cariño en distintos países para solidarizarse con Ecuador, mediante donaciones particulares, a través de proyectos, y sobre todo por el compromiso para ayudarnos a asegurar las condiciones adecuadas y necesarias para cumplir el objetivo propuesto con el EA.

  • El proyecto del Llamado de Emergencia EA (que ya han recibido y anexamos nuevamente), se planteó con una proyección para gestionar un monto de $ 1.536.875 USD (un millón quinientos treinta y seis mil ochocientos setenta y cinco dólares).
  • Gracias a su enorme compromiso y apoyo, hoy hemos recibido ya la cantidad de $ 1.008.510,55 USD (un millón ocho mil quinientos diez dólares y cincuenta y cinco centavos). 
  • Estamos en proceso de concluir con las solicitudes de algunas entidades hermanas para concretar el monto faltante ya comprometido por otros $ 678.118,05 (Seiscientos setenta y ocho mil ciento dieciocho dólares con cinco centavos)
  • Esto daría un total proyectado para la ejecución del EA por $ 1.686.628,60 (un millón seiscientos ochenta y seis mil seiscientos veintiocho dólares con sesenta centavos)
  • Es decir, que con la generosidad de los diversos miembros de la red estaríamos superando el monto proyecto por cerca de $ 150.000 USD (Ciento cincuenta mil dólares). Por lo cual insistimos en expresar nuestra gratitud.

Debido a los requisitos específicos (superiores a los pre-existentes antes del terremoto) que se están estableciendo bajo normativa para el tema de reconstrucción de vivienda, consideramos que ese remanente y cualquier apoyo que llegue en el futuro para el EA se habría de utilizar enteramente para fortalecer el aporte al proyecto de reconstrucción de vivienda. Mantendríamos el objetivo de aportar a la reconstrucción de 700 viviendas en total que ya se han comprometido con las jurisdicciones eclesiásticas, pero debido a estos fondos extras disponibles, y otros fondos que podamos gestionar, buscaríamos aportar a una opción de vivienda aún más adecuada y segura, y con mejores condiciones, según lo que estamos trabajando en la plataforma eclesial para asegurar la mayor dignidad y seguridad. Cuando tengamos una definición clara de las nuevas normativas para construcción, y la decisión del proyecto de vivienda a implementar, lo informaremos a ustedes, manteniendo así la definición estratégica del EA que se ha presentado y aprobado.

Queremos compartirles que en proyectos bilaterales más orientados a la atención humanitaria urgente en alimentos y kits de higiene, y para fortalecer las iniciativas productivas familiares y comunitarias, hemos gestionado alrededor de $1.000.000 USD (un millón de dólares, provenientes sobre todo del gobierno de Noruega gracias a los extraordinarios oficios de la Cáritas Noruega) que ya se están implementando.

La necesidad de apoyo se mantiene, el deseo de mejorar la atención en el ámbito de reconstrucción también es una posibilidad que queda abierta en función de la recepción de otras ayudas que sean gestionadas.

Mauricio López Oropeza
Secretario Ejecutivo Pastoral Social Cáritas Ecuador
mlopez@caritasecuador.org


Descargar el documento aquí.


No hay comentarios

Agregar comentario