ASAMBLEA GENERAL DE MISIONEROS

Puyo -  27  JUNIO 2016

Mensaje del Obispo

Queridos misioneros, misioneras , agentes de pastoral de nuestras parroquias .Nuestro compromiso misionero nos lleva al reto de ser corresponsables en la tarea de la evangelización respondiendo al mandato misionero de Jesús. Id por todo el mundo  y llevad mi buena noticia a todos los pueblos.”para ello se requiere  lo que en esta Asamblea general vamos a realizar.

Una Iglesia unida, así lo reflejaba la primera comunidad cristiana  y cuya cita de convocatoria  de la Asamblea nos recordaban  “Todos creyentes estaban muy unidos y compartían sus bienes entre si  hch.2,44.Y es que ser Iglesia significa eso, unidos en asamblea,   hacer unidad es lo que Jesús pidió a sus discípulos y nos pide a nosotros, a veces esta unidad  no solo hay que desearla, ni solo pedirla, también  hay que manifestarla, y por ello esos  distintos momentos en que se nos pide a todas nuestras parroquias, empezando por los párrocos primeros responsables junto con el obispo de esta unidad visible, que debemos manifestarla con signos, empezando   con nuestra presencia física, por ello queremos agradecer la presencia de todos los que participan en esta asamblea general de misioneros. Por ello Gracias a ustedes que han entendido que su presencia física es necesaria.

Una Iglesia misionera, este apellido de Iglesia nos suena tan  escuchado  que nos puede sonar a  rayado ,que quizá a veces lo oímos  como agua que resbala en el paraguas,  y que no moja ni fecunda nuestra vida. Sin embargo es la expresión más genuina y radical de lo que Cristo quiere que sea su Iglesia .Así nos lo recuerda el Papa Francisco hacer de nuestra Iglesia una Iglesia en salid, es decir misionera. También nosotros a pesar de estar en un territorio de misión por ser un Vicariato misionero, creemos que ya estamos en el camino misionero y corremos el peligro de acomodarnos , de instalarnos en nuestra comodidades , de huir del compromiso misionero que exige sacrificio, morir a nuestro yo, y salir a las periferias no solo geográficas ,también existenciales   a evangelizar. Por ello nuestro plan pastoral de las Santas Misiones Populares.

Una iglesia Corresponsable, esta palabrita de corresponsabilidad  es para todos un compromiso, nos lo recordaba el Papa Francisco en su primera homilía en el  día de S. José : “hemos sido llamados a ser custodios de los dones de Dios  y solo el que sirve con amor  sabe custodiar, disponible al proyecto de Dios y no al propio,” esto supone servicio y obediencia y gratuidad al estilo de Jesus.Que bueno sentir a tu lado alguien que mira por tí, que camina contigo con un mismo ideal, que une su hombro al tuyo y pone su grano de arena para construir juntos un proyecto común y no te pasa factura, porque sabe que tu camino es su camino y que tu obra es su obra . La corresponsabilidad es asumir responsabilidad, mirar en una misma dirección  hacia un horizonte común, supone desprendimiento, hablar y escuchar, y juntos hacer.  Tener un proyecto común que juntos asumimos para crecer juntos, madurar juntos, compartiendo las penas y alegrías, los triunfos  y fracasos, las ilusiones. Donde se sepa que nadie es imprescindible pero todos somos necesarios. Donde no se escuche “ no tengo tiempo, o tengo muchas cosas que hacer, no puedo ,es difícil , sino, ánimo, juntos podemos, vamos  voy contigo, te acompaño, adelante …

Una Iglesia testimonial. Hoy queremos ser una Iglesia  que de razón de su esperanza como decía S. Pedro,2 dar razón de vuestra esperanza,  Decía Pablo VI : el  hombre contemporáneo escucha más a gusto  a los testigos  que a los maestros  y si escucha a los maestros  es porque son testigos” EN.41) debemos enseñar  mas que con sus palabras con nuestras obras. Las palabras  solas no bastan, el testimonio hace creíble el mensaje, si la palabra mueve  , el ejemplo arrastra. En un mundo indiferente, secularizado, nos veremos cercados por las tentaciones que llama el Papa  Francisco  de la mundanidad, la vanidad, la vanagloria ,la codicia y el poder, será el amor misericordioso de Dios quien podrá realizar la conversión que todos necesitamos  y seremos cada uno de nosotros los que podremos .Anunciar al mundo la Buena Nueva, siendo testigos  como misioneros de la misericordia, Nuestro mundo necesita ver en nosotros la coherencia de vida, la valentía de un anuncio kerigmatico, que podamos como dice el apóstol,“y de todo esto, nosotros somos testigos y os lo anunciamos.” 

En esta Asamblea  nuestro trabajo será aprender a trabajar juntos  como equipo, ver juntos  el trabajo realizado por todos, para ofrecer para todos, un nuevo Plan Pastoral  que ilumine nuestra realidad, para responder juntos a los desafíos de nuestra sociedad, respondiendo al Espíritu Santo que día a día renueva a su Iglesia  y nos lanza a la misión, haciéndonos a todos sacerdotes ,consagrados y laicos ,discípulos misioneros de Jesús para que nuestras parroquias  sean vivas, unidad y misioneras.

En este curso pastoral  que estamos concluyendo hemos podido recibir grandes bendiciones de Dios despedíamos el año en diciembre  con la apertura del año de la misericordia  el 8 de diciembre lo hacia en Roma y nosotros lo hacíamos el domingo 13 con un acto masivo de peregrinación desde la parroquia del Vicentino a la Catedral. Se abría la puerta santa y se comunicaba los templos de nuestra Iglesia  particular donde poder ganar las indulgencias  también cabe destacar en este trimestre  el ingreso al seminario mayor de  cuatro seminaristas  del Seminario Menor  S. Francisco Javier .A lo largo del año se han ido celebrando a distintos niveles o ritmos los terceros retiros de las Santas Misiones Populares en las distintas parroquias o  zonas pastorales, e incluso una parroquia culminó la etapa  de las Semana Misionera con gran éxito  como es la parroquia Tarqui. Ciertamente que este trabajo necesita  no dejar nunca apagar el fuego que se prendió, y formar a nuestros laicos con gran perseverancia. en este año pastoral también tuvimos el gozo de tener la ordenación sacerdotal del primer sacerdote  nacido en Puyo ,P. Mauricio . y muchas noticias mas que pueden ver en nuestra página wed del VAP .

Nuestros desafíos les tenemos a la vista: Familia, Medio ambiente, Escased de Vocaciones sacerdotales y consagradas. Un reto y un trabajo mancomunado nos espera, en la Asamblea anterior  decíamos no hay misión sin conversión, hoy  Juntos por la Misión, podría ser nuestro lema, pues ello nos une a todos con nuestro Plan Pastoral de las SMP. salir a las periferias para vivir la misericordia de Jesús, siendo los nuevos samaritanos con un corazón que  se acerca ,escucha  y acoge al prójimo necesitado, Misericordiosos como el Padre nos pide Jesus y nos pide el Papa . “en esto conocerán que sois mis discípulos en que os amais unos a otros.”

Que la Virgen María, primera misionera que llevó con alegría la buena noticia recibida de Dios nos acompañe a ser como ella fieles al mensaje de Cristo  y dóciles al Espíritu de Dios y de su Iglesia. Bienvenidos todos a nuestra Asamblea General de misioneros.

Monseñor Rafael Cob Garcia

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario