El Papa a los Jóvenes

Costanera de Asunción, Paraguay

12 de Julio de 2015

Conocer a Dios, acercarse a Jesús es esperanza y fortaleza; y eso es lo que necesitamos de los jóvenes de hoy: jóvenes con esperanza y jóvenes con fortaleza. No queremos jóvenes debiluchos, jóvenes que están “ahí no más”, ni sí ni no, No queremos jóvenes que se cansen rápido y que vivan cansados, con cara de aburridos.

Las Bienaventuranzas son el plan de Jesús para nosotros. El plan, es un plan contracorriente. Jesús no dice felices los que lo pasan  bien sino que dice felices los que tienen capacidad de afligirse por el dolor de los demás.

El otro día, un cura en broma me dijo: “Sí, usted sigue aconsejándole a los jóvenes que hagan lío, siga, siga…pero después los líos que hacen los jóvenes los tenemos que arreglar nosotros”. ¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien.

Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios a quien conocí es mi fortaleza. Ese es, debe ser, el lío que hagan.

Compartimos la entrevista realizada a Paola Contreras quien fue representante de los jóvenes de la Conferencia Episcopal de Chile y es parte de la Diócesis de Santa María de Los ángeles. Quien nos comparte su experiencia en el encuentro de Jóvenes gestores de una nueva sociedad realizado en el mes de agosto en Quito- Ecuador por parte del CELAM.

No hay comentarios

Agregar comentario