El latido de pueblo indígena es escuchado en el encuentro de pueblos con la REPAM

La ciudad de Puyo fue la sede  del encuentro de diálogo de pueblos indígenas con la Red Eclesial Pan amazónica REPAM, que se realizó entre el 21 y 23 de octubre en la casa de espiritualidad Intipungo.

Pueblos indígenas de los seis vicariatos de la amazonia ecuatoriana: Sucumbíos, Aguarico, Méndez, Zamora, Napo y Puyo, participaron del encuentro cuyo propósito fue sentir y encontrar una iglesia con rostro amazónico donde hombres y mujeres que entregan su vida todos los días caminen junto a la Iglesia.

El delegado del Papa Francisco para la Panamazonía, Cardenal Claudio Hummes,  transmitió el mensaje de su santidad en el encuentro y dijo: “Estoy aquí para entregarles el abrazo y la bendición del Papa Francisco a cada uno de ustedes, de manera especial a los pueblos indígenas que él conoce, cuánto ellos sufren y que sus derechos no son suficientemente reconocidos y promovidos, y tantas veces, simplemente negados”.

Junto al saludo de bienvenida del Cardenal Hummes, vino el saludo de Mons. Rafael Cob, Obispo, del Vicariato de Puyo, quien destaco que los pueblos tienen que ser los protagonistas de su propia historia.

El punto central del encuentro fueron las mesas de diálogo que se realizaron con las voces de la Amazonía y que estuvo dividida en cuatro temas. Así el primer tema se refirió a proyectos de vida  de los pueblos indígenas, que estuvo liderada por: Justino Piaguaje del pueblo Secoya, Patricia Gualinga, del pueblo Sarayaku y Tuntiak Katán de la Confederación  de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).

voz5

Modelo de desarrollo, fue el segundo tema que se reflexionó y que estuvo a cargo de: Humberto Piaguaje, de la Unión de afectados por la petrolera Texaco, María Angel, de Cascomi – Zamora y Carmen del grupo de mujeres de Canelos. Movimientos Sociales e Iglesia con Rostro Amazónico, fueron los otros temas que se abordaron en el encuentro de diálogo con Pueblos Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana.

César Licuy, representante de los Servidores Indígenas Católicos del Ecuador, SICNIE, menciono: “queremos ser consultados, porque esto es el buen vivir, queremos hacer cumplir las decisiones como comunidad, buscamos que los proyectos de vida sean reconocidos por la iglesia, es necesario conocer  nuestra historia, nuestras raíces, que la iglesia empiece a comprometerse con las comunidades”.

 

No hay comentarios

Agregar comentario