25 de Noviembre

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

La historia nos cuenta que cada 25 de noviembre conmemoramos el día de la eliminación de la violencia contra la mujer, se designó este día para recordar el violento asesinato de las hermanas Mirabal, quienes fueron asesinadas en 1960 en manos de la policía secreta de la Dictadura Dominicana de la época. El trabajo de las tres hermanas activistas y su terrible muerte simbolizan la lucha y la resistencia de las mujeres del mundo, frente a cualquier tipo de opresión y vulneración de sus derechos.

En el Ecuador, según las estadísticas al 2015. de cada 10 mujeres 6 son violentadas, sufriendo mucho más las mujeres indígenas y las afrodescendientes en los sectores rurales y urbanos, a pesar de los esfuerzos realizados en el país, la inequidad para las mujeres, en todos los ámbitos tanto laboral como político, económico, social y cultural aún continúa vigente, como lo reconocen el Estado Ecuatoriano, las organizaciones de la sociedad civil y lo perciben las mujeres en su cotidianidad.

dsc_0070dsc_0082

Ante estas realidades la Iglesia del Ecuador por medio de Pastoral Social Cáritas Ecuador, trabaja por las mujeres y sus familias con la  Pastoral de la Mujer, que por más de 35 años ,sigue  tejiendo redes de experiencias de las acciones y actividades  que realizan permanentemente  en busca de una vida sin violencia y seguir trabajando por el bien común , no sería posible este trabajo sin el aporte generoso de las promotoras Diocesanas  que al transformarse en lideres comunitarias conviven una realidad donde el rescate de la dignidad de la persona humana es una  prioridad ,donde el cambio que  sustenta la mujer es poder  hablar ,protestar y sobre todo reclamar sus derechos y ya a ser escuchadas.

En la Exhortación Apostólica postsinodal: Christifidelis Laici (1988), la Iglesia Universal ya nos dio estas orientaciones.

El Magisterio posterior al Concilio reafirma permanentemente esta verdad sobre el ser humano, hombre y mujer, y su mutua responsabilidad en la realización de la historia. El camino por recorrer es un camino compartido. Hombres y mujeres están llamados conjuntamente asociarse para colaborar en las tareas  que aún quedan por realizar para que se reconozca y resplandezca la igual dignidad de ambos. Y, de modo particular, para que se reconozca  la indispensable  contribución de la mujer a la edificación de la Iglesia y el desarrollo de la sociedad.”

 La Pastoral de la Mujer ha sido y será el símbolo de crecimiento espiritual y personal que busca el bienestar de la mujer, de la familia y de la comunidad. Se ha buscado llegar al corazón de la sociedad y en particular de las mujeres ecuatorianas, valorando su dignidad, devolviéndoles su autoestima, potenciando sus capacidades y destrezas y llenándolas del amor de Dios en sus vidas.

 dsc_0066

PASTORAL DE LA MUJER

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: