Hospital binacional Franklin Tello de Nuevo Rocafuerte

Es la casa de salud de referencia de la población ecuatoriana y peruana que se encuentra ubicada a orillas del Río Napo cerca de la frontera con el Perú. Para conocer más de cerca la atención que presta el hospital conversamos con el hermano misionero Franciscano Guzmán Bernabéu y médico de profesión que desde este mes de febrero empezó a administrar.

“Tengo la fortuna de encargarme del Hospital Franklin Tello que es una obra social que lleva el Vicariato Apostólico de Aguarico desde hace cincuenta años, y que ha sido dirigida de una manera admirable por padre el Manuel Amunárris durante otros treinta años, entonces tuve la fortuna de encontrarme con él el año pasado en España. Me explico que en estos momentos pues no había dirección, entonces me ofreció esta oportunidad”, dice el hermano Franciscano Guzmán Bernabéu, quien de ahora en adelante estará al frente de esta casa de salud que está ubicada en Nuevo Rocafuerte en la provincia Francisco de Orellana.

“Soy médico, soy franciscano y mi función es más nefrológica y en República Dominicana he estado haciendo atención primaria de salud  y en agosto estuve haciendo un primer reconocimiento y llevo ya una semana en el hospital Franklin Tello viendo la posibilidad de integrarme en el trabajo con los compañeros, médicos, enfermeras y las hermanas terciarias que prestan sus servicios. La idea es formar el equipo para intentar dar la mejor asistencia  y poder asegurar el servicio básico a la salud.

A la pregunta de ¿con que especialidades cuenta el hospital?, el hermano Guzmán Bernabéu, menciona que “el hospital está bien dotado, tiene un equipo de radiología, odontología, laboratorio, ecografía y lo atienden médicos rurales que haces su pasantía y médicos de familia, enfermeras, las hermanas y yo que soy nefrólogo, intentamos dar un máximo servicio sobre todo a las poblaciones de riesgo, materno infantil, enfermedades crónicas, cubrir los servicios de vacunación, accidentes y lo que no se pueda resolver pues montar un buen servicio para poder evacuarlos a hospitales de un rango superior”.

¿A cuanta población atiende el hospital?

El hospital Franklin Tello, está justo en la frontera con el Perú es un hospital de carácter binacional declarado así por el estado, de manera que atiende tanto a población ecuatoriana y peruana porque desde Nuevo Rocafuerte hasta Coca la capital que es el núcleo importante con servicios son 12 horas por el rio no hay otro acceso ni carreteras, imagínese enfermos que hay que trasladar en esas circunstancias son 300 kilómetros y de lado peruano son 600 kilómetros  al otro punto de referencia que lo que pueda dar una asistencia sanitaria nada comparable a la nuestra. La población que se atiende de lado y lado son comunidades indígenas, colonos, población de la ribera del río, en estos días los casos que se han atendido son: traumatismos, accidentes y partos complicados.

¿Cuál es su expectativa?

“Estoy ilusionado en poder prestar mi servicio, en hacer un buen equipo de trabajo, que la gente perciba que tenemos verdadero interés en su salud, quizá en un primer momento en el ámbito hospitalario evidentemente nuestra vocación es ir a las comunidades y poder hacer un tipo de medicina preventiva en fin para lograr un estado de bienestar y de salud que es lo que todo el mundo desea antes que la enfermedad se produzca sobre todo en los grupos de poblaciones vulnerables, materna, infantil, ancianos, enfermos crónicos, etc.

¿El hospital es regentado por el estado o es de la Iglesia?

Tiene la característica de ser fisco misional, entonces es del Vicariato Apostólico de Aguarico pero tiene ese concierto con el estado, que en estos casos facilita la ayuda de varios médicos y enfermeras que son retribuidos por el estado.  Y otros como en mi caso, el caso de las hermanas misioneras capuchinas y una enfermera voluntaria de mi país, pues prestan sus servicios a cuentas del Vicariato con carácter misionero y benéfico.

Foto vía panoramio.com.

No hay comentarios

Agregar comentario