Equipos de Movilidad Humana en frontera participaron de  VOLINHA

En septiembre terminó el proyecto de  VOLINHA en la cual la Pastoral Social Cáritas Ecuador participó con la Pastoral de Movilidad Humana en los territorios de la frontera norte: Tulcán, Ibarra, Lago Agrio y Coca.

En estos territorios se contó con la colaboración de equipos locales pertenecientes a las diócesis de las ciudades en las que se trabaja, y a su vez con diferentes grupos de voluntariado locales, que fueron coordinados por los equipos locales. El trabajo que se ejecutó fue realizar encuentros con los voluntarios para concienciar acerca del fenómeno de la movilidad humana y nuestra relación con él, para así poder trabajar en acciones comunes que contribuyan a crear una cultura de acogida y hospitalidad.

Los equipos locales a los cuales se capacitó para trabajar con voluntarios fueron 8 personas, 2 en cada uno de los territorios, y al final se logró trabajar con 120 voluntarios de la frontera norte, quienes al culminar el proceso de formación, resaltaron la importancia de este proceso para plasmar un cambio positivo en sus vidas, y comunidades por lo que expresaron sentirse ahora mucho más empáticos y cercanos a esta realidad de migración que se ha vivido desde el inicio de la historia de la humanidad.

Durante todo el tiempo que duró el proyecto, los voluntarios además de reflexionar y empatizar con esta realidad, realizaron distintas actividades para trabajar junto con la “Campaña por la hospitalidad”, coordinada alrededor de Latinoamérica por el Servicio Jesuita a Refugiados y migrantes, con su hashtag para redes sociales (#soyH) que nos invita a todos a ser más hospitalarios.

En el mes de septiembre se realizó el cierre del proyecto con los equipos locales, y las ceremonias de entrega de certificados del proceso de formación a los voluntarios de cada uno de los territorios. Se les entregó además de los certificados, una pulsera de Cáritas con el mensaje del Papa Francisco que dice que “Todos somos verdaderamente responsables de todos”, y una mochila de Cáritas para reforzar su pertenencia al voluntariado y recordarles que aunque acaba esta etapa de formación, el voluntariado va a seguir desarrollando actividades en favor de la población de movilidad humana, y ahora sumados a la nueva campaña que lanzó el Papa Francisco el 27 de septiembre de 2017, “Compartiendo el viaje”, que propone generar una cultura del encuentro para todas esas personas que migran, desde sus lugares de origen, tránsito y destino.

En Tulcán, se trabajó con 3 grupos de voluntarios. Uno perteneciente a la localidad de Bolívar, y otro en Tulcán, conformado por las “Laicas de la misericordia”, y el grupo de “Mujer cuenta conmigo”, perteneciente al Centro de rehabilitación social de Tulcán.  El grupo de las laicas de la misericordia junto con las voluntarias de Bolívar, realizaron la actividad del “cine y cocine”, en el cual proyectaron una película en relación al tema de movilidad humana, que en este caso fue la película “Chocolate”, y al final de la proyección, se realizó una reflexión acerca del tema y se compartió un chocolate caliente con los asistentes.

En Ibarra, se trabajó con un grupo de voluntariado con personas pertenecientes a las parroquias de Alpachaca, Cristo Resucitado, Jesús del Gran poder y Priorato. Ellas realizaron varias actividades entre las cuales se puede destacar las frazadas que realizaron con fundas de leche, para personas que se encuentran en situación de calle, ya que esas mantas les sirven para aislar el frío y la lluvia. También realizaron un encuentro con personas refugiadas para que ellos les puedan contar su historia y puedan tener una mayor idea de lo que es vivir esta realidad, y adicionalmente ayudaron buscando donaciones de ropa para una familia colombiana refugiada que venía con una situación de vida muy precaria, y tenían 9 hijos, por lo que lograron conseguir ropa, cama, colchones y un televisor.

En Lago Agrio, se trabajó con 3 grupos de voluntarios. En un inicio estuvo el grupo de San Miguel de Cascales, y el grupo de Santa Rosa. Este último se disolvió por la poca asistencia de los voluntarios, por lo que se optó con trabajar con un nuevo grupo, perteneciente al barrio del aeropuerto. Los grupos de San Miguel de Cascales terminaron su formación e hicieron videos para la campaña #soyH con sus frases de acogida y hospitalidad, adicionalmente, los voluntarios de Cascales hicieron un video con entrevistas que realizaron a personas migrantes para conocer mejor la realidad que afrontaron al migrar y la que hoy viven, y de esta manera poder seguir concienciando a la población acerca de este fenómeno.

En Coca, se trabajó con dos grupos de voluntarios. El grupo de adultos que asiste a la oficina de la Cáritas y el grupo de Puerto Colón, que son jóvenes quichuas. Estos dos grupos terminaron su formación, y realizaron junto con la pastoral un evento a fines de julio 2017, con la presencia y apoyo de la municipalidad de Aguarico, en el cual cada grupo realizó una acción diferente para promover la cultura de acogida. El grupo de Puerto Colón, realizó una obra de teatro que incluía el tema de la movilidad humana, pero sobre todo el respeto a la diversidad cultural, y el grupo de adultos, en el mismo evento hizo una exposición de fotos con sus frases sumándose a la campaña #soyH en las que cada una pudo escribir una frase por la cual se considera acogedor y hospitalario.

Desde la Cáritas Ecuador queremos hacer llegar un agradecimiento profundo a cada uno de los voluntarios involucrados en este proceso, por ser embajadores de los valores de hospitalidad y acogida, y por haber trabajado con nosotros en este proyecto que busca crear un mundo más justo y sin fronteras.  En la Cáritas seguiremos trabajando con la campaña “Compartiendo el viaje” con nuestros voluntarios, para lograr desvanecer la cultura de la indiferencia, y fortalecer la cultura del encuentro a la cual el Papa Francisco nos llama a todos a participar.

No hay comentarios

Agregar comentario