El día de hoy en la biblioteca de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador se realizó el conversatorio sobre la migración venezolana, y la exposición de las acciones que se están realizando como red CLAMOR  a nivel de organizaciones de Iglesia en el Ecuador.

El evento dio inicio a las 10:30 de la mañana, con la presencia de Mons. Andrés Carrascosa Coso Nuncio Apostólico del Ecuador, Mons. Julio Parrilla Presidente de Cáritas Ecuador, P. Fernando Ponce SJ Rector de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, y representantes de las organizaciones de iglesia que trabajamos el tema de la Movilidad Humana.

La migración es un hecho social y hoy en día en varios lugares del mundo un problema de derechos humanos, es por ello que el Servicio Jesuita a Refugiados Ecuador (SJR), la Misión Scalabriniana(MSC), Cáritas Ecuador (PSCE) y la Conferencia Ecuatoriana de Religiosos y Religiosas (CER), hacemos un llamado a poner en práctica dentro de nuestra sociedad los 4 verbos propuestos por el Papa Francisco Acoger, Proteger, Promover e Integrar a migrantes y refugiados.

El saludo inicial estuvo a cargo del P. Fernando Ponce SJ quien señaló en su intervención la importancia de la realización del evento un día como hoy tan importante para la comunidad Jesuita 20 de abril “112 años del prodigio de amor de nuestra Madre Dolorosa” , señaló que dentro de la oración que se reza a la Virgen Dolorosa en el momento al que pronunciamos “¡Oh Madre Dolorosa !  Protege nuestra Patria” Debemos entender que jamás ese verbo de proteger a nuestra patria debe ser utilizado en un tono discriminatorio hacia personas en situación de movilidad Humana, sino que debe entenderse como un proteger a todas las personas que llegan a nuestra patria y buscan reiniciar su vida lejos de aquel pedazo de tierra que se les fue arrebatado.

A continuación se realizó la intervención por parte del SJR y la MSC quienes nos contextualizaron sobre la situación de los hermanos y hermanas venezolanas que llegan a nuestro país por las fronteras. También se presentó el video del Papa Francisco en donde nos invita a crear comunidades de misericordia en medio de este mar de indiferencia que se ha vuelto la sociedad frente al tema de la migración, el refugio y el desplazamiento de tantos seres humanos. Por parte de la Misión Scalabriniana se expuso la red CLAMOR una red que, desde la Consejo Episcopal Latinoamericana y del Caribe (CELAM), inspirada en una espiritualidad encarnada de comunión y participación, intenta escucha el clamor del pueblo obligado a desplazarse y busca integrar y articular carismas, recursos y experiencias de instancias e instituciones eclesiales comprometidas en el acompañamiento y servicio a migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de tráfico y trata de personas.

Desde la Nunciatura Apostólica Mons. Andrés Carrascosa Coso señaló que “La migración en un tema de todos y todas, que no puede estar desapercibido o simplemente ignorado”, se acogió también la importancia de la presentación de instituciones estatales dentro del conversatorio y la participación de más organizaciones de la sociedad civil para “unir esfuerzos y trabajar más en conjunto”.

A cargo de Guillermo Rovayo, Abogado de MSC se abrió el diálogo para la presentación de propuestas concretas que pueden surgir a raíz de las acciones que ya se están llevando como iglesia ecuatoriana, diálogo muy enriquecedor ya que contó con la participación de Testimonios de hermanos venezolanos,  ACNUR, Defensoría Pública, MIES, SENPLADES, ALER, CORAPE, UNICEF, IAEN, Justicia y Paz, etc. Quienes desde su punto de vista expusieron su realidad, sus acciones y propusieron estrategias que se pueden realizar en conjunto para una verdadera acción integral en favor de migrantes venezolanos.

Para finalizar Mons. Julio Parrilla agradeció a todos y todas las presentes por la apertura y asistencia al conversatorio, también enfatizó en que “Se deben crear estrategias de trabajo conjunto que nos permitan avanzar más rápido” para de esta manera poder seguir trabajando con la bendición de Dios por nuestros hermanos y hermanas. Creando propuestas que nos permitan trabajar con el Estado para la creación de leyes que verdaderamente amparen los derechos y la dignidad de las personas que llegan a nuestro país.

“La oportunidad de servir a los millones de refugiados que hay en el mundo, deberíamos considerarlo como un privilegio” Pedro Arrupe SJ.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: