El modelo de desarrollo de los países ubicados en la cuenca amazónica es extractivista. Es decir, que el desarrollo de su economía se basa en la explotación del petróleo y de los minerales. Este petróleo hace mucho daño al ambiente y a la naturaleza. Algunos creen que el desarrollo sostenible en la Amazonía es muy pequeño.

No gravita por ser local y a poca escala. Otros piensan que usando tecnología de punta y cumpliendo las normas ambientales se puede sacar petróleo de la Amazonía sin hacer daño. Muchos en cambio sostienen que toda la explotación, cualquiera que sea hace daño a la naturaleza y no trae bienestar a los pueblos indígenas. ¿Cuál es la solución? ¿Dejamos bajo tierra el petróleo y los minerales?.

Los habitantes de la nacionalidad Cofán, en Sucumbios, cuentan que el mundo fue creado por el Dios Chiga. El creó el firmamento, la tierra y dentro de ella a los hombres y mujeres. Los creó junto con el bosque, los ríos y los animales. En el mundo subterráneo Chiga creó a los Cuancuas, que son seres grandes, de apariencia humana, que viven, debajo de la tierra y se hacen visible a los hombres. Los cuancuas son dueños de todos los animales del bosque.

Los Cuancuas dan sabiduría a los chamanes para que puedan dirigir a sus pueblos. La sangre de los Cuancuas es el petróleo, y cuando se saca el petróleo se esta matando a los cuancuas. sino hay cuancuas no hay animales ni tampoco cacería y viene el hambre, Los chamanes pierden sus poderes y por eso sus pueblos se acaban.

Si quiere sabe más sobre el modelo de desarrollo que vale la pena aplicar en la Amazonia, no deje de escuchar el capítulo 13 de la serie radiofónica “Cuidemos la Pan Amazonia: Fuente de vida en el corazón de la Iglesia”.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: