El sumo pontífice, señaló el día domingo en el rezo del ángelus, que el Evangelio de Marta y María nos invita a ser hospitalarios con el prójimo y acoger a quien tiene necesidad.

“La hospitalidad aparece verdaderamente como una virtud humana y cristiana, una virtud que en el mundo de hoy está en riesgo de ser descuidada”, subrayó el Papa durante el rezo del ángelus.

En su rezo el Papa enfatizó como en varios hogares de ancianos a nivel mundial, no se busca acoger ni escuchar sino, se busca cubrir otros intereses distintos a la fraternidad y el acompañamiento.

Hermanos y hermanas este Evangelio nos invita a ser hospitalarios y misericordiosos como el Padre, ¿Cuántas veces dentro de nuestros hogares, acogemos y escuchamos a nuestros propios familiares, sea nuestro abuelo, abuela, padre, madre, hermano. ?

El evangelio de Marta y María nos invita a reflexionar a cerca de nuestra propia caridad, a cerca de nuestras acciones con quienes están más cerca de nosotros y muchas veces nos necesitan más que nadie. No nos olvidemos que la caridad comienza en casa, que la escucha es un elemento fundamental para poder convivir en un ambiente de paz y armonía.

Cuando yo escucho a mi hermano o hermana soy capaz de poder obrar con misericordia, acompañarle en su dolor y así poder contribuir a la construcción de un mundo más justo y hospitalario. No obremos como Marta que se afanó en preparar las cosas olvidándose de la presencia del invitado, seamos como María que se sentó a los pies de Jesús y escuchó su palabra.

En este año de la misericordia, construyamos cada uno y cada una de nosotras obras reales y testimoniales de misericordia, porque solo así podremos crear un mundo justo, fraterno y misericordioso.

La caridad comienza en casa, la misericordia también.

para leer la nota completa haz click aquí  

Foto: Alexey Gotovsky / ACI Prensa

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: