Ecoteología

¿Qué nos inspira?

"La naturaleza es una vocación, está a nuestra disposición para «guardarla y cultivarla»" (Gn 2,15).

Vivimos en medio de una sociedad voraz que consume todo aquello que toca y observa, en las últimas décadas hemos legitimado un sistema que nos hace individualistas, que premia la capacidad de adquisición por sobre las cualidades y valores de solidaridad e integralidad; hemos instaurado –como nos pide el Papa Francisco– la Filosofía del Descarte, donde todos y todo lo que nos rodea es desechable, se convierte en inservible y debe ser cambiado.

Debemos partir de un principio fundamental: la “Tierra para vivir” (Num33, 5) se nos fue entregada para que “todas y todos” (Ez 47,14) “la cultivemos y repartamos” (Gn 2,15), de tal forma que nos invita a respetar el don que se nos ha regalado, pero el respeto que se nos propone desde la palabra de Dios no es pasivo, sino requiere de nuestra capacidad de custodiar la creación entera. La tierra es don de Dios, muestra de su amor divino. Por consiguiente sus hijos que hemos recibido ese amor de Dios debemos priorizar nuestra reciprocidad hacia Él.

La reciprocidad se puede evidenciar cuando defendemos a quienes les quitan la tierra, repartiéndola equitativamente y con cariño; siendo conscientes del  impacto de nuestros hábitos cotidianos; promoviendo prácticas que respeten al medio ambiente pensando en la trans-generacionalidad integral, donde le dejemos un mejor mundo a las futuras generaciones; además, debemos formar futuras generaciones consientes de cuidar el medio donde se reproduce la vida. De tal forma que construimos una relación de respeto y amor a la Tierra que se nos ha entregado.  Por eso existe la espiritualidad de y hacia la Tierra, este proceder nos lo enseñaron las culturas indígenas a través de alabanzas, mitos y leyendas y la relación de complementariedad que tienen con el medio que les rodea.

¿Qué hacemos?

Esta área ha sido constituida desde el mes de mayo del 2014, mediante la nueva estructura de gestión de la Secretaría Ejecutiva para la Red de la Pastoral Social Cáritas Ecuador a la luz de la priorización en la Asamblea Nacional en 2013. Es un área naciente, que busca impulsar un proceso de Red de la Pastoral de Ecología, para incidir a nivel socio político, para sensibilizar y capacitar para sentirnos como custodios de la creación, de los bienes entregados, “para bien repartirlos y bien cultivarlos”.

Nuestro deseo como área es fortalecer los procesos que han caminado, e incentivar a las jurisdicciones a reflexionar en torno al cuidado del agua como fuente de vida, acción que  nos permite a través de su defensa fortalecer una conciencia solidaria y de justicia para constituir una relación de respeto con nuestro entorno pensando en las generaciones futuras.

Hemos realizado el Primer Encuentro de Ecoteología para la Pastoral de Ecología, donde contamos con la participación de 47 compañeras y compañeros representando a las Diócesis y Vicariatos Apostólicos de Esmeraldas, Portoviejo, Yaguachi, Machala, Loja, Zamora, Cuenca, Latacunga, Riobamba, Sucumbíos, Puyo y Aguarico.

Este encuentro tuvo como objetivo fundamental iniciar un proceso de reflexión y acción de la Pastoral Social Cáritas Ecuador en torno a la Pastoral de Ecología, el cual continuamos definiendo y construyendo camino.

¿Cómo lo hacemos?

La propuesta de trabajo de nuestra área se divide en dos ejes, como un paso a la descentralización en la coordinación del proceso, los cuales responsabilidad que asume el P. Teodoro Delgado por parte de la Arquidiócesis de Cuenca, Zona Sur y, por la SEGE, Romina Gallegos. Los ejes de trabajo de la presente área son:

CONSOLIDACIÓN DE LA RED E INCIDENCIA SOCIO – POLÍTICA
Teodoro Delgado – Arquidiócesis de Cuenca, Zona Sur.

ARTICULACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN
Romina Gallegos – Secretaría General PSCE

¿Quiénes participan?

Estamos en proceso de consolidar la Pastoral de Ecología en toda la Red de la Pastoral Social Cáritas Ecuador, pero nos fundamentamos en los participantes del Encuentro de Ecoteologìa: Diócesis y Vicariatos de Esmeraldas, Portoviejo, Yaguachi, Machala, Loja, Zamora, Cuenca, Latacunga, Riobamba, Sucumbíos, Puyo y Aguarico.

Proyectos en marcha

Proyecto del Agua:

Es un proceso que nace de la reflexión de la Arquidiócesis de Cuenca y que se traslada como un proyecto zonal que lo trabajan las Diócesis de Machala, Loja, Cuenca y el Vicariato de Zamora. Se establece como un eje estratégico en el trabajo de la Zona Sur para dar respuesta a los problemas de creciente gravedad que afectan a las fuentes de agua y que se están presentando en la región. Los primeros trabajos se hacen en la parroquia El Carmen de Pijilí. A partir del 2008, ante el peligro de contaminación del agua por expansión de la zona minera en Ponce Enríquez.

Esta problemática reflejó un esfuerzo conjunto para reflexionar sobre la situación de la Zona a través del Foro de la Zona Sur sobre Procesos Extractivos.

El Proyecto del Agua busca la conformación de comités para el cuidado y defensa del agua, en comunidades de la zona sur. Este es un proceso para fortalecer los conocimientos, organización y poder político de las comunidades para la Prevención, Cuidado y Defensa del Agua. El Proyecto se enmarca dentro de una metodología para el desarrollo, y consta de tres elementos:

Empoderamiento: Proceso de Apropiación para la Participación y Organización.

Gestión del agua: Prevención, Defensa, Investigación, Veedurías Permanentes y Planificación.

Comunitario: Bases, Minga, Comunidad, Interculturalidad.

Resultados esperados y Cambios:

Formación de Comités para el cuidado y la defensa del agua:

En Chuquiribamba se conformó un Comité parroquial para el cuidado y defensa del agua (febrero 2014). El Comité trabaja con una agenda de cinco puntos: Veedurías sobre temas ambientales y  agroecología; tratamiento de aguas servidas; protección de vertientes y reforestación; capacitación para ejercer derechos colectivos e identidad territorial; articulación con otras organizaciones del territorio.

Incidencia Socio-política:

En Abdón Calderón (Azuay) se ha apoyado la defensa del rio Platanillo, para contener el ingreso de la pequeña y mediana minería. El  2 de agosto pasado se hizo la socialización de la ley de aguas con la participación de varios asambleístas. La tercera semana de agosto ARCOM, MAE y el Ejército decomisaron explosivos y desalojaron a los mineros de la parte de captación del rio Platanillo.

Otras formas de incidir políticamente son:

- Pasivos Ambientales para hacer incidencia Socio Política en Zamora Chinchipe.

- Pasivos Ambientales en el Oro para por remediar trabajo para la Incidencia Socio Política.

- Conflictos Ambientales para la Incidencia Socio Política en Azuay.

Viveros y Reforestación:

Éste es otro de nuestros proyectos. En Chumberos, Quinara, se ha elaborado y se acompaña aplicado un plan para proteger y reforestar una vertiente de agua, la regeneración natural y la arborización.

Les iremos informando a medida que avancemos. Nuestra invitación permanente la tomamos del Papa Francisco: “Ser custodios y no dueños de la Tierra”.