2011: Asistencia Alimentaria para refugiados

Este proyecto, financiado por el Programa Mundial de Alimentos –PMA, tuvo como objetivo la distribución de alimentos a los refugiados recién llegados y a las comunidades de acogida de las provincias de Sucumbíos, Azuay, Orellana y Guayas. Tuvo una duración de seis meses, en los cuáles se entregaron 14.000 raciones alimenticias.  Este programa sirvió de complemento al trabajo de la Pastoral de Movilidad Humana, que con su accionar promueve el respeto de los derechos de las personas en situación de movilidad, especialmente de los grupos más vulnerables como los que están en situación de refugio.