El viernes de madrugada partían de la ciudad de Puyo  dos autobuses llenos de jóvenes  con destino a la ciudad de Lago Agrio, para unirse a otros  jóvenes de las provincias Amazónicas que se reunían en el Vicariato Apostólico de S. Miguel de Sucumbíos.          El lema que les unia era “misricordiosos como el Padre”allí…

Síguenos en: