La Asamblea General de  las Naciones Unidas designó al 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra, con el objetivo de motivar la constante lucha contra la contaminación ambiental, cambio climático, calentamiento global, etc., a fin de encontrar un equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales,  para promover la armonía con la naturaleza.

Desde Cáritas, el trabajo por defender la Casa Común es arduo y continuo, se trata de una defensa íntegra del Planeta Tierra en todas sus dimensiones para asegurar la vida digna de quienes lo habitan: fauna, flora y el ser humano.

El área de Ecoteología es la encargada de promover esta labor en diferentes aristas como la lucha en contra de la contaminación del suelo y agua por la extracción del petróleo y la minería (legal o ilegal), reciclaje, concientización sobre el consumo, etc.

Elizabeth Coca, coordinadora de esta área, detalla el trabajo que se hace todo el tiempo, desde las diferentes Diócesis del Ecuador. En primer lugar se realizan talleres Laudato Si, enfocados  a un proceso de sensibilización en cada localidad.

Estos talleres se dan en algunas parroquias, espacios de catequesis, empresas, instituciones, colegios y universidades privadas,  y como resultado, se obtienen varias propuestas viables y realizables enfocadas en la reforestación, conservación de páramos, defensa del agua, campaña de reciclaje y uso de la bicicleta como transporte alternativo.

Por otro lado, están los temas de incidencia en la Amazonía, donde los grupos conformados entre Cáritas, organizaciones eclesiales, comunidades indígenas y la sociedad civil, han recibido 2 o 3 años de formación.

Aguarico y Sucumbíos, figuran como los más fuertes, son quienes luchan por un ambiente sano en contra de los mecheros y la extracción petrolera. En el Tena, hacen campaña para conservar el río Napo mediante conversatorios con autoridades, exposiciones fotográficas, etc. En Zamora la conservación del agua se promueve con diálogos sectoriales, clubes ecológicos y talleres de sensibilización. Y por último la Zona Sur (El Oro, Loja, Azuay y Zamora), llevan años trabajando con campañas y en procesos de formación de líderes para la defensa del territorio y evitar que la minería se propague, porque además de dañar ecosistemas enteros, esto afecta al tejido social de las comunidades.

Es importante recordar que este año el Sínodo convocado por el Papa Francisco en 2017, tendrá como tema central: “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral“, y se realizará en octubre de este año.

El Padre José García, secretario ejecutivo de Cáritas Ecuador, expresa que “es poco lo que hacemos para cambiar este orden de las cosas  y asumir con responsabilidad la invitación del Papa para luchar en contra de la destrucción de nuestra casa común, por eso, en este tiempo de preparación para el sínodo, ojalá seamos capaces de hacernos conscientes sobre nuestros actos, para saber si estamos favoreciendo a la salvación o contribuyendo al deterioro de nuestra Casa Común”.

CategoryEcoteología
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: