El día de ayer, 12 de septiembre, en las instalaciones de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), se llevó acabo la primera jornada del “Congreso de Ecología Integral y Sínodo Amazónico: Retos y Desafíos para el cuidado de la Casa Común en Ecuador”, mismo que tiene por objetivo crear un espacio de reflexión y plantear nuevas acciones frente a la contaminación y destrucción de la Casa Común.

Este espacio fue organizado por varias instituciones católicas como: La Pastoral Social Cáritas del Ecuador, Conferencia Ecuatoriana de Religiosos (CER), Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y la PUCE.

En el evento que empezó desde las 08h00 con las inscripciones y registro de alrededor 300 participantes provenientes de diferentes territorios y regiones del país, se desarrollaron varias actividades, entre ellas: Bienvenida, la rueda de prensa, la ponencia y exposición de experiencias y realidades en 11 diferentes temas, y el Panel Principal donde se discutieron temáticas como el Caso Sarayaku, Ecología Integral, ética y académica, desafíos socio-ambientales en Ecuador, ecología y mujeres, etc.

Asimismo, el congreso contó con la presencia de importantes personalidades de la Iglesia que han dedicado su trabajo a la lucha por el medio ambiente y la Amazonía, como el Card. Pedro Barreto, vicepresidente de la REPAM, quien expresó su preocupación frente a esta temática y mencionó que “Nuestra misión (la de la Iglesia) es convocar a todos los actores sociales para actuar en conjunto, con transparencia y responsabilidad”.

Por otro lado Mons. Julio Parrilla también hizo referencia al tema, destacando el trabajo de la Iglesia frente a la problemática de la Amazonía y la Casa Común. “Destruir la Amazonía y la naturaleza es tirar piedras contra el propio tejado, la Iglesia está haciendo un esfuerzo muy grande para trabajar a favor del equilibrio y proporcionalidad entre lo que se dice y las acciones que se hacen”, mencionó.

La participación de la población indígena fue muy importante dentro de este congreso, así Patricia Gualinga, lideresa indígena de la comunidad de Sarayaku en Pastaza y representante indígena en el exterior, expresa que “el dolor más grande es la destrucción de la Amazonía, y también duele que los defensores de ella sean criminalizados, maltratados y hasta asesinados, hemos tenido excelentes experiencias al defender nuestro territorio, pero también muy amargas porque el Estado no garantiza los derechos de los pueblos pero si los de las empresas extractivistas”.

La jornada concluyó con una cena y la noche cultural con la presentación del grupo de danza de la PUCE. Las actividades continuarán a lo largo de este día viernes 13 de septiembre, con más espacios para compartir y discutir esta gran problemática y también se realizará la Premiación del I Concurso fotográfico: Gritos de Nuestra Madre Tierra y concluirá con una Eucaristía.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: