El informe fue elaborado por especialistas y académicos de las ramas ambientales, jurídicas y sociales; expone científicamente los impactos que tienen, la quema de gas de la industria petrolera, en personas y en el medioambiente, en las provincias de Sucumbíos, Francisco de Orellana, Napo y Pastaza.

En la publicación del Colectivo amazónico se identifican, hasta enero del presente año, cuatrocientos cuarenta y siete mecheros, «muchos más de los identificados por el Ministerio del Ambiente», indican en un tríptico que acompaña al informe.

Han pasado cincuenta años desde que, en Ecuador, se extrajo el primer barril de petróleo, recurso que al día de hoy sigue siendo una de las principales fuentes de financiamiento para el país. Pero un financiamiento que se ha visto envuelto en una serie de problemáticas sociales y ambientales, especialmente para quienes habitan cerca de los lugares en donde se realizan las actividades de extracción y cerca de los mecheros.

Cuando se encuentra bajo tierra, el petróleo, generalmente, está acompañado de agua y gas. Al perforar para llegar al pozo petrolero, es necesario canalizar la salida de esos elementos. Los mecheros tienen el propósito de canalizar y quemar el gas que proviene de esos pozos.

Alrededor de la quema de este gas se han generado una serie de afectaciones medioambientales y a la salud de los habitantes de comunidades cercanas a los mecheros.

Esas afectaciones, en cifras y a detalle, testimonios y propuestas, se pueden encontrar en el informe que te compartimos aquí.

Mecheros en Ecuador es el resultado del trabajo colectivo y asociado de organizaciones de la sociedad civil, donde destacan el Comité Contra la Contaminación Ambiental de Sucumbíos, la Unión de Afectados por Texaco (UDAPT), Clínica Ambiental, Acción Ecológica, así como los equipos de Cáritas en Sucumbíos (Lago Agrio) y Aguarico (El Coca). Del mismo modo, es un fruto del acompañamiento que se viene haciendo, desde el año 2013, a moradores locales en su exigencia al Estado ecuatoriano porque se eliminen los mecheros de sus paisajes cotidianos en ambas provincias.

Descarga el informe aquí

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: