El trabajo social de la Iglesia, en todo el país, no se ha detenido en el tiempo de pandemia. Muestra de ello son las labores de asistencia alimentaria en sectores vulnerables. En la provincia de Cotopaxi, Cáritas Latacunga realiza estas actividades diariamente.

Entrevistamos a Rommel Alarcón, responsable de Cáritas en la Diócesis latacungueña, que además coordina el banco de alimentos.

Bienvenido. ¿Cómo Cáritas Latacunga se hizo cargo de la administración del banco de alimentos de la Diócesis?

Gracias por el espacio. La diócesis de Latacunga ha participado en dos etapas con el Banco de Alimentos, la primera fase con una iniciativa ciudadana que se llamó Somos Cotopaxi, al inicio de la pandemia. Fueron organizaciones de la sociedad civil, en conjunto con la Cruz Roja y entidades de la Iglesia, las que lograron entregar 2250 raciones alimenticias, en los meses de marzo, abril y mayo.

Luego de ello, sensible como es la Iglesia y sensible como es nuestro obispo, Monseñor Giovanni Paz Hurtado, a las necesidades que estaban surgiendo por el proceso de pandemia, se generó el proyecto Banco de Alimentos de la Diócesis de Latacunga, y a partir de agosto estamos coordinando desde la Pastoral Social este banco de alimentos.

El trabajo que ahora estamos haciendo, es solicitar a las empresas y personas naturales para que por favor nos hagan llegar sus donaciones y contribuciones, las respuestas han sido favorables de la ciudad y de la provincia: todo ello estamos almacenando en el centro San Pedro de formación cristiana que le pertenece a la Diócesis de Latacunga.

Los gestos solidarios y fraternos de la comunidad están presentes, ¿cómo se desarrolla el trabajo del banco de alimentos?

Queremos aprovechar a través de este espacio para agradecer a la empresa privada y personas que nos han colaborado con el banco de alimentos, es importante recalcar que ahora nosotros estamos activando las Cáritas Parroquiales, que quiere decir esto, que los párrocos de cada una de las jurisdicciones eclesiásticas de la Diócesis de Latacunga, a través de los agentes de pastoral y catequistas, generan una lista de familias e identifican a personas de la tercera edad y con discapacidad y a partir de ello se generan los kits alimenticios.

Nuestros kits alimentaciones están avalados, hay una persona que hace el estudio nutricional de los alimentos, que están complementados con los carbohidratos, proteínas: vegetal, animal y grasa para mejorar la nutrición de las personas a quienes les llega esta ayuda. Como le mencionaba cada uno de los párrocos nos envían su listado y nosotros generamos el número de kits y se hace el reparto a través de los agentes pastorales, con esto estamos activando las Cáritas Parroquiales, que es algo importante, ya que estamos generando una gran red.

¿Qué tipo productos son los que van en los kits alimenticios?

Nuestro kit está compuesto de: un kilo arroz, un kilo de azúcar, un kilo de avena, una libra de polvo de haba, una libra de arroz de cebada y una libra de morocho, en total son once productos dependiendo del nivel de donaciones que recibamos. Para contribuir con la proteína vegetal tenemos lenteja, proteína animal. Estamos dotando en cada uno de los kits una lata de atún o una lata de sardina y adicionalmente, para tener grasa tenemos aceite vegetal, un litro.

Para los niños, que son de los más afectados por la pandemia, estamos enviando snacks como galletas con jugos naturales.

Hay algo importante que quiero mencionar y que está haciendo bien a la estructura de las diócesis en el Ecuador y queremos agradecer a las Cáritas, porque ellos nos han ayudado con los contactos de algunos bancos de alimentos del país. Principalmente nuestro banco de alimentos de Latacunga, mantiene relaciones fraternas con el banco de alimentos de la Diócesis de Ambato, de Guayaquil Diaconía y Quito, son los que nos han prestado su valiosa colaboración tanto en temas administrativos, así como en donaciones.

Esperamos ser recíprocos con estos bancos para poder entregar tanto el conocimiento de nuestra experiencia, así como ojalá productos que tenemos en exceso, pues lo importante de la red del banco de alimentos es generar intercambio y reciprocidad. Esperamos que esta crezca, y que el banco de alimentos de la Diócesis de Latacunga llegue a ser un referente de lo que puede ser la ayuda social a través de la alimentación.

¿Quienes participan en la elaboración de los kits de alimentos?

Cáritas Latacunga, desde hace 20 años mantiene el proyecto de banca comunal con grupos solidarios que están conformados mayoritariamente por mujeres, son alrededor de 20 y 30 mujeres en cada grupo. Además de generar un fondo de crédito, también les capacitamos en formación humana y cristiana donde ponemos énfasis en el tema de la solidaridad y es así que estos grupos nos ayudan en el almacenamientos y enfundado de los kits de alimentos, son alrededor de 2450 voluntarias y voluntarios.

¿Cuál es el llamado que hace a la población, para que se una a esta red del banco de alimentos de la Diócesis de Latacunga?

Este es un proyecto a largo plazo, es importante mencionar que Cáritas Latacunga se encuentra ubicada en las calles: General Maldonado Quijano y Ordóñez esquina de la ciudad de Latacunga, nuestros teléfonos son: (03) 2865813 y también nos pueden encontrar en la fan page del Banco de Alimentos de la Diócesis de Latacunga. Si quisieran hacernos donaciones en efectivo tenemos el número de cuenta corriente del banco Pichincha de la diócesis N° 3140169804 y el RUC 0590052671001. Estamos atentos a sus donaciones, las personas más desfavorecidas les van agradecer, porque este es un trabajo para todas las familias vulnerables de la tercera edad y con discapacidad.

  1. 28/10/2020

    Tengo dos hijos pequeños quisiera q me puedan ayudar en lo q se pueda porfavor 0962563947

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: