Pastoral de la salud

“A mí me lo hiciste...”

(Mt. 25:35-40).

INTRODUCCIÓN

Como discípulos Misioneros en el mundo de la salud: La Iglesia ha hecho una opción por la vida” (D.A. 417). Nuestra tarea es, por tanto: promover, cuidar, defender y celebrar la salud, haciendo presente en la historia el don liberador y salvífico de Jesús, quien ha venido a traernos vida y vida en abundancia.

No hablamos de una Pastoral de Enfermos sino de una Pastoral de la Salud fundamentada en tres dimensiones: solidaridad, comunidad y política-institucional. Con la acción social de la Iglesia, queremos llegar a la realidad total de cada persona, desde donde ésta, vive y actúa.

Somos una Pastoral humanizadora y evangelizadora que hace presente los gestos y palabras de Jesús misericordioso, e infunde consuelo y esperanza a los que sufren.

Promovemos la justicia y la defensa de los derechos de los más débiles, especialmente de los enfermos; comprometiendo a todos los cristianos y cristianas en un trabajo organizado y estructurado dentro de Cáritas, en su conjunto.

“Atender al enfermo como una persona, no como una cosa, con amor que se convierte en un gesto de ternura”.

Mons. Alfredo Espinoza, obispo de Loja.