Todo comenzó con 15 colonos e indígenas Cofanes, Secoyas y Kichwas de Orellana y Sucumbíos cuando el 16 de noviembre de 1993 presentaron –mediante una “acción de clase” – la demanda en la Corte del Distrito Sur de Nueva York contra la petrolera Texaco por “Contaminación ambiental y afectar la salud humana”, empleando tecnología barata…

Síguenos en: