Fuente de la imagen: parroquiaicm.wordpress.com

Fuente de la imagen: parroquiaicm.wordpress.com

Cecilia Herrera de Acosta, nuestra invitada para el programa de hoy, es la responsable del ámbito Familia, Infancia, Adulto Mayor y Vida, de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE). La labor de Cecilia se ha extendido por más de 25 años dentro de la CEE y nos ha visitado para informar sobre los encuentros nacionales y los cursos de formación que organiza la Pastoral de la que ella es responsable. Estos eventos vienen realizándose desde hace 12 años, y se llevan a cabo dos encuentros anuales, uno para la Sierra y otro para la Costa.

El evento del que nos informa Cecilia Herrera se realizará entre el 19 y el 22 de este mes, en la casa de retiros de “San Nicolás“, y asistirán a él agentes de pastoral de la Costa. El objetivo del curso es “Formar a los líderes diocesanos de pastoral familiar, para que, siendo alentados y orientados en una nueva etapa evangelizadora, acompañen con fervor y dinamismo a las familias y a cada uno de sus miembros en las diferentes etapas de su vida, sin olvidar que deben constituirse también en formadores de líderes y operadores de la pastoral de la prevención”, nos explica Cecilia.

La base de este encuentro de capacitación es la Exhortación papal “El gozo del Evangelio”. Para el Santo Padre, “…la ternura y la misericordia son el corazón del evangelio; de lo contrario no se entiende a Jesucristo, ni la ternura del Padre, que lo envía a escucharnos, a cuidarnos, a salvarnos”.

En el encuentro se trabajará “La ternura abordada desde el matrimonio y la familia”, tema a cargo del P. Efrén Santacruz; “La familia y su apertura a lo social”, que trabajará Mons. Julio Parrilla, y se cerrará la capacitación con el tema “El agente de pastoral y la familia”, tratado por Mons. José Mario Ruiz.

Aunque estos encuentros son, en esencia, de capacitación, también se reflexiona a fondo sobre temas sustanciales sobre Familia e Iglesia. Desde Cáritas Comunicación deseamos a Cecilia un encuentro exitoso, que genere abundantes frutos, y le agradecemos por su visita a La Casa Grande.

A partir de una entrevista que hizo nuestro compañero Axel Miguez con Teresa Shiguango, presidenta de los Servidores de la Iglesia Católica de las Nacionalidades Indígenas del  Ecuador Amazónico (SIGNIE), tuvimos la oportunidad de conocer cómo trabaja Cáritas en la región amazónica.

Teresa nos cuenta que en las comunidades amazónicas se sigue enseñando a la niñez  mediante cuentos y leyendas, de las que las niñas y niños extraen grandes enseñanzas; nos ejemplificó esta metodología didáctica contándonos el cuento del Viejito Carachos.

La Pastoral de la zona amazónica “… quiere revelar la realidad, el día a día de lo que es la Misión en la Amazonía: respetando su cultura e integrándola a la doctrina de la Iglesia. A pesar de que las comunidades amazónicas son diversas y cada una posee su propia identidad, cultura  y pensamientos, pronto nace la acogida, la integración y el compartir.

“La fraternidad va surgiendo poco a poco –continúa Teresa–, y nuestro trabajo se hace más productivo. Digamos que una vez superadas las “pruebas” de la chicha o de la comida, las diferentes nacionalidades nos van aceptando y la Misión comienza su labor”, nos cuenta Teresa en la entrevista. A lo largo de esta charla, podremos comprender mejor cómo trabaja la Misión y cómo va respondiendo la comunidad a un proyecto de trabajo que implica unión, solidaridad, identidad y respeto.

Terminamos nuestro programa haciendo una invitación para vivir a fondo el tiempo de Cuaresma, especialmente el ayuno. Hoy estamos viviendo una realidad que implica el sacrificio personal como la mejor forma de ayunar. Claro que es ayunar de otra manera, no privándonos simplemente de los alimentos, sino yendo más allá, y trabajar nuestro interior, buscando ese ayuno que agrada a Dios. En este sentido, leímos una serie de recomendaciones para ayunar de otra manera, que resumimos así:

Invitamos a nuestras/os oyentes a ayunar de juzgar al otro; ayunar de palabras hirientes; ayunar de descontentos y enojos; ayunar de pesimismo, preocupaciones y presiones; ayunar de quejarnos y amargarnos; ayunar de la importancia de ti mismo; ayunar de ansiedades y desalientos, ayunar de pensamientos mundanos… y llenarnos de todo lo que nos acerca a Él.

Que esta Cuaresma sea también de acogida a quienes vienen a Ecuador por haber tenido que salir de su país de origen por razones de violencia. Que esta Cuaresma sea un motivo de reflexión profunda, de confirmación de nuestra fe católica y, sobre todo, de apertura hacia los demás, amando al prójimo como a nosotros mismos.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: