fbpx

Así lo sostiene, Tania Irua, quien trabaja en el proyecto de “Asistencia Jurídica y Psicosocial para refugiados colombianos en el norte de Ecuador”, que lleva adelante el área de Movilidad Humana de la Pastoral Social Cáritas Ecuador (PSCE), en la provincia del Carchi.

La labor que desarrolla la Pastoral de Movilidad Humana en Tulcán, se concentra con varios actores de la sociedad civil como son: grupos juveniles, centros de tolerancia, comunidades de las parroquias y el pabellón de mujeres de la cárcel de Tulcán. Los temas que se abordan con cada uno de ellos en los talleres tienen que ver con: autoestima, inclusión a población en calidad de refugiados colombianos, motivación, escuela para padres y apoyo psicológico.

Una de las realidades que se ha podido palpar en el centro de detención, es que la población tras cumplir su pena no sabe como enfrentar la situación afuera cuando obtiene su libertad, realizar una vida normal y desempeñar su rol con la familia, menciona Tania Irua, quién manifiesta que una de las aspiraciones es dotar de herramientas para que estas personas exploten sus habilidades y aptitudes y puedan enfrentarse al mundo.

CategoryComunicación
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: