Falta mayor difusión para que se conozca lo que realmente está pasando en Bahía de Caráquez, nos dice el P. Bruno Roque Dos Santos, Párroco de la Merced, quien desde  el día del terremoto no ha dejado de estar pendiente lo que le hace falta a la gente.

“Hay tres situaciones que se vive ahora en Bahía, el primer escenario es que el gobierno está haciendo albergues comunitarios: uno en el estadio y otro detrás de la terminal de buses.  Existe una condición que preocupa al momento y es que tenemos familias que viven en zonas altas y de riesgo, y los albergues no tienen la capacidad para que las personas lleven sus pocas pertenencias que pudieron recuperar, las familias no quieren salir de ahí, están durmiendo afuera”.

“Hay familias que regresaron a sus casas sea como sea, con los temblores tienen miedo, porque hay paredes cuarteadas y sueltas, y por vivir tantos días en la calles, con sol, lluvia, han decidido regresar a sus casas tal como están y por el problema de robos, al principio hubo saqueos, pues tiene temor de lo poco que tienen, se queden sin nada”.

Transcurre el diálogo con  el P. Bruno Dos Santos y se refiere  a la ayuda que ha llegado de Quito, Guayaquil, Cuenca y de otros lugares del país, enfatiza que la iglesia se ha convertido en el centro de acopio de la ayuda humanitaria y de refugio de las familias que no tienen a donde ir.

padre bruno

“Hay otra situación, frente a la iglesia de la Merced, se formó un albergue, los primeros días empezó con 20 familias y ahora son 60. Ya había un problema en la ciudad con el agua y con lo del terremoto este se vino a agudizar. Con los jóvenes de la pastoral juvenil se hacen juegos para aplacar un poco el sufrimiento de las personas, se celebran misas en los albergues”.

“Tenemos un desafío en la parroquia, sin duda que las familias necesitan, carpas, Bahía es un lugar que necesita todavía de la ayuda humanitaria de las personas, hace falta repelente, toldos, colchones y kits escolares para llevar a los albergues”.

“Hay varias cosas que molesta bastante a las personas y es que no se da a conocer la verdadera situación y realidad de Bahía de Caráquez, no solo son los edificios que están en mal estado, hay muchas familias damnificadas y hay que conocer la realidad, si hacemos un recorrido por la ciudad nos daremos cuenta de la situación real, falta divulgación de que Bahía está afectada. La reconstrucción de las viviendas es otra necesidad de las familias”.

“Empieza a ver choques en los albergues, lo que nosotros tenemos que hacer es ayudar a las familias que tienen sus terrenos con la reconstrucción de sus casas.  Es un problema serio los albergues, causa un problema social muy serio de salud y convivencia.”

“La Iglesia de La Merced se encuentra por sus cuatro costados rodeada de todas las familias del Barrio Marianita, Olenka Santos, La Cruz y Pedro Fermín Cevallos, que lo perdieron todo porque sus casas están inservibles”.

“Esperamos su comprensión y conociendo su espíritu solidario estamos seguros de que nos darán la mano”.

 

CategoryComunicación
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: