Ha transcurrido un mes de aquel 16 de abril cuando la vida del país cambio. Un terremoto de 7.8 grados azoto las provincias de Manabí y Esmeraldas, dejando mucho dolor a su paso

Desde el momento del desastre natural, las muestras de  apoyo, ayuda humanitaria y solidaridad no han parado, al contrario se mantienen.  Como les hemos estado contando a lo largo de estos días sobre la labor que la iglesia está realizando para ir en favor de las miles de personas que lo perdieron todo queremos seguir compartiendo historias de solidaridad y sensibilización. Conversamos con Luis Chito, Director de Evangelización de la Pastoral Social Cáritas Ambato.

“Desde el 16 de abril que ocurrió este percance, la Pastoral Social Cáritas junto con la Diócesis de Ambato se unieron en una campaña de sensibilización y de recolección de productos no perecibles, durante estas semanas la acción solidaria ha sido fructífera”.

“Se nombró dos centros de acopio: uno en el seminario mayor y otro en la pastoral social en la Medalla Milagrosa dando buenos resultados. También a través de las parroquias y las personas de buena voluntad, teniendo en cuenta que escuelas y colegios vinieron a entregar”.

“Tuvimos una tarea muy grande como pastoral social, todo el personal se movilizó en los medios que se tuvo para traer de barrios y organizaciones que pedían que están listas las raciones y como Iglesia nos tocaba esa parte visible de ayudar a las personas”.

“Muchos grupos de Cáritas parroquiales fueron los que motivaron y estuvieron presentes también uniéndose a la campaña de los párrocos por lo que esto ha sido muy fructífero. Esta campaña de sensibilización ayudo a visibilizar las caritas parroquiales. Hoy mucha gente conoce que hay grupos de apoyo y está fortaleciéndose, ha sido una expectativa grande para los párrocos seguir fortaleciendo los grupos de Cáritas parroquiales”.

“El primer embarque de productos con raciones alimenticias y vituallas, se entregó el 30 abril a las hermanas y hermanos de la Parroquia Jama en la provincia de Manabí, la entrega se realizó por parte del P. Juan Carlos Acosta, director de la Pastoral Social, el P. José Mullo Subdirector y Ángel Rodríguez, director de Proyectos, ellos personalmente hicieron la visita, entregaron y celebraron la eucaristía junto al pueblo de Jama”.

“Seguimos apoyando, receptando la ayuda económica y nos hemos unido a la campaña de Cáritas Ecuador, seguimos sensibilizando a la gente que no es por el momento sino que esta ayuda y apoyo va para largo”.

“Agradecer a las personas que se han sensibilizado y se han hecho muy solidarias viendo como un ente transparente a la iglesia. Muchas personas aun no siendo católicas han confiado bastante y eso para nosotros es un signo y un símbolo de solidaridad”.

“La iglesia es un libro abierto donde se escriben historias de solidaridad y de sensibilización pero sobre todo de compromiso cristiano. Hoy hemos puesto en práctica lo que decimos y ahora hemos puesto en práctica lo que hacemos también como iglesia. El cristiano tiene que sentirse motivado a ver en su hermano también a otra persona a otro Cristo”.

“Motivar a los grupos de Cáritas Parroquial, hoy tenemos un material visible, sabemos lo que somos capaces como comunidad tungurahuense y como Cáritas Ecuador. Yo pienso que hay que seguir sensibilizando y motivando a la comunidad cristiana, el llamando a muchos párrocos que sigan fomentando el voluntariado”.

 

 

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: