“Con la misericordia de Dios caminamos contra corriente”, fue el lema del jubileo de la juventud que se llevó acabo el sábado 25 de junio en el colegio Sagrado Corazón. El Vicariato Apostólico de Esmeraldas, lidero este encuentro y tuvo la finalidad de reunir a varios jóvenes de toda la provincia para que se contagien y celebren con plenitud el año jubilar de la misericordia, como no los dice el Papa Francisco.

A este encuentro no solo asistieron jóvenes católicos si no también aquellos jóvenes que aún no encuentran a Dios y que están inmersos en el consumismo, en el mundo del alcohol y de las drogas, jóvenes de diferentes unidades educativas de la provincia.

La inauguración de la fiesta juvenil estuvo a cargo de los grupos de alabanza Mate S y Guardianes de la Fe, ellos cumplieron la tarea de animar y motivar a los jóvenes en el transcurso  de la mañana y tarde que duró la fiesta juvenil. Los jóvenes se mostraron contentos y tuvieron la oportunidad de brindar su testimonio y predicar por lo que los jóvenes se sintieron misericordiosos.

jubileo 1

La intervención de Monseñor Eugenio Arellano, obispo del Vicariato Apostólico de Esmeraldas, cautivo como siempre a los jóvenes con su mensaje: que los jóvenes tengan un buen corazón y que no nos creamos dueños del mundo, que vayamos haciendo el bien como lo hizo Jesús que sintamos que Cristo está presente en cada uno de nosotros.

También hubo un momento para recordar a nuestros hermanos afectados por el terremoto y que lo perdieron todo incluso a sus familiares orando por ellos y seguir ayudándolos con nuestras contribuciones.

Por: Pamela Caicedo

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: