fbpx

“Hospital de campaña”, es un proyecto de atención a víctimas de violencia que lo impulsa el Vicariato Apostólico de Esmeraldas a través de Cáritas, es un símbolo de esperanza y sanación. Empezó a brindar atención integral, acompañamiento espiritual y emocional a las personas que enfrentan diversas situaciones de violencia y momentos de crisis.

El Papa Francisco, en sus intervenciones, visitas, recorridos y desde los espacios donde se encuentra, aboga por llevar  adelante el “hospital de campaña” a los sectores olvidados y descartados, por lo que hace un llamado activo a trabajar por la justicia social y la inclusión, señala el P. José Antonio Maeso, director de la Pastoral Social Cáritas Esmeraldas.

Un “hospital de campaña”, va más allá, no se refiere a una institución que sólo brinda atención médica, sino que se convierte en un símbolo de acogida, cercanía, compasión, hospitalidad y solidaridad. Este concepto responde a la necesidad de proximidad y cuidado que expresa la Iglesia en momentos de crisis, enfatiza el P. José Antonio.

“El propósito de este espacio, no es simplemente una casa, sino un concepto desarrollado en respuesta al aumento de víctimas de violencia durante los últimos 18 meses en la provincia de Esmeraldas. Existen cinco aspectos claves para entender el concepto”.

  1. Acogida y Solidaridad: Representa un espacio de acogida incondicional, brindando atención a todas las personas sin distinción, enfatizando la solidaridad con quienes sufren y son marginados.
  2. Cercanía a la Persona: Más que atención efímera, implica estar presente en situaciones difíciles, mostrando empatía y apoyo reflejando los verbos del buen samaritano.
  3. Compromiso con las Periferias: Aboga por llevar el hospital de campaña a los márgenes de la sociedad, atendiendo a quienes suelen ser olvidados o descartados.
  4. Sanación Integral: Busca la curación no solo física, sino también espiritual, emocional y social de las personas.
  5. Testimonio de Misericordia: Es una expresión tangible de la misericordia divina, destacando la importancia de acciones concretas.

Al “hospital de campaña” pueden acudir las personas víctimas de violencia, que enfrentan: extorsión, secuestro, amenazas o vacunas. También, los victimarios pueden acudir, que van en busca de reconciliación y reinserción social y con especial atención a docentes”, indica el P. José Antonio.

Los “servicios que ofrece el “hospital de campaña”, van desde protección y acogida a víctimas de violencia, acompañamiento psicoemocional y psicológico tanto personal como colectivo, talleres de prevención de la violencia y gestión de emociones, formación en educación para la paz, cultura del encuentro y gestión del conflicto y microemprendimientos para quienes buscan salir del ciclo de violencia o reconstruir sus vidas”.

El P. José Antonio, asegura que el personal del “hospital de campaña”, con el que cuentan, “son equipos amplios y de voluntarios, todos trabajando con la misma idea de sanar heridas y construir vidas. Este tipo de iniciativas se da en Esmeraldas y en la zona costa, que busca activar este concepto, como respuesta a situaciones de violencia.  Además, es el resultado de casi dos años de trabajo en situaciones de violencia y se tomó como referencia desde la última asamblea de la Pastoral Social Cáritas Esmeraldas”, finaliza el P. Maeso.

“Veo con claridad que lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy, es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad. Veo a la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla. ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar! Hay que curarle las heridas… ser misericordiosos, hacerse cargo de las personas, acompañándolas como el buen samaritano que lava, limpia y consuela a su prójimo. Esto es Evangelio puro.” Papa Francisco

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: