El Papa Francisco recordó el primer aniversario del éxodo de más de 120 mil cristianos obligados a huir de la Llanura de Nínive en Irak por el avance de los terroristas del Estado Islámico y pidió al mundo no callar ni “mirar a otro lado” ante el fanatismo, la intolerancia y la persecución que sufren…

Síguenos en: