Este es el pedido del papa Francisco a la juventud del mundo. Más de 100.000 jóvenes recibieron este mensaje, antes de emprender este sábado 6 de junio la 37 edición de esta peregrinación al santuario mariano de Loreto. El recorrido de 27 km. fue animado por esta exhortación, en la que Francisco compara la vida con una peregrinación.

“Canta y camina” les pide el Papa a más de mil millones de jóvenes entre los 15 y los 24 años, que conforman casi el 20% de la población de la Tierra. La mayoría de este contingente juvenil vive en países en vías de desarrollo (85% de ellos, y el 60% está residiendo en países africanos).

Para la ONU, las prioridades para la población juvenil son urgentes: educación, empleo, el hambre y la pobreza, la salud, el medio ambiente, el uso indebido de drogas, la delincuencia juvenil, la recreación y la plena y efectiva participación de los jóvenes en la vida de la sociedad y en la adopcióEl Papa envió su mensaje desde Sarajevo, ahondando en el significado del verbo caminar, solicitándoles el “no permanecer quietos, porque entonces uno se corrompe y no sirve”.

Ante las múltiples tentaciones que vive hoy la juventud, y ante el pesimismo que genera un mundo indiferente y poco humano, Francisco les dijo: “Si caen, deben levantarse porque existe la misericordia de Dios y se puede volver a comenzar”. El papa Francisco comparó la peregrinación con la vida humana: “La peregrinación es un símbolo de la vida, nos hace pensar que la vida es caminar, es un camino”; si una persona no camina y se queda quieta, no sirve, no hace nada”.

El estar quietos es como cuando el agua no está en el cauce del río, sino que se mantiene quieta, estancada y, por lo tanto, se daña y corrompe. Esta comparación la propone el Papa diciendo: “Un alma que no camina en la vida haciendo el bien, haciendo tantas cosas que se deben hacer por la sociedad, por ayudar a los otros y también quien no camina por la vida buscando a Dios y que el Espíritu Santo te mueve de dentro, es un alma que termina en la mediocridad y en la miseria espiritual. Así que ¡Por favor, no se paren en la vida!”, pidió a juventud el papa Francisco.

El aliento papal está lleno de comprensión de lo que es ser jóvenes en la vida: “Todos hemos tenido en la vida caídas, errores, pero si te has equivocado levántate rápidamente y continua caminando”. Refiriéndose al desaliento y la depresión, Su Santidad dijo: “Caminar con alegría es también caminar cuando el corazón está triste”, refiriéndose al ejemplo que nos dio San Agustìn. .

“Si tienen necesidad de parar, que sea para descansar un poco y tomar un poco de aliento para avanzar después. Por esta razón os pido: ¡Canta y camina!”. Caminar no està exento de riesgos y equivocaciones: “Quien camina puede equivocarse de vía, pero si uno se equivoca, regresa. Regresa porque existe la misericordia de Jesús. La misericordia divina perdona todo, siempre espera, siempre te ama mucho”, recordó el Papa los jóvenes, haciendo alusión al tema de la peregrinación: “Acariciados por la misericordia”.

“Cada uno de ustedes conoce su propia historia. Todos conocemos la nuestra. ‘Eh, Padre, he caído tantas veces’. Me viene a la mente esa canción tan bonita de “los ‘Alpini” que dice: el arte de salir no es el de no caer, sino el de no permanecer caído. Canta y camina y si estás caído, levántate: existe la caricia de la misericordia de Jesús que perdona todo y allí está la alegría, la alegría del encuentro con Jesús”.

Como terma de reflexión durante la caminata, Francisco le pidió a ña juventud: “Piensen en su vida. ‘¿Qué debo hacer de mi vida?, ¿qué me dice Jesús que debo hacer de mi vida?, ¿qué tiene pensado el Señor para mí? ¿Hay alegría en mi corazón para cantar mientras camino?’ Si no hay alegría, ¡Búsquenla! El Señor te la dará, te la donará con su misericordia”.

Nos unimos al pedido del Para para nuestra juventud: Cantar y caminar, caminar con alegría, caminar con el Señor como la mejor de todas las compañías.

Fuentes: Aciprensa y ONU / Foto: www.aciprensa.com

CategoryPapa Francisco
Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: