(RV).- Es «fundamental» la misión de las Cáritas nacionales así como su papel específico en la Iglesia, señaló el Papa Francisco – en un discurso que entregó – al recibir a los miembros del Consejo de Representación y al personal de Cáritas Internacional, encabezados por su Presidente, el Cardenal Antonio Tagle.

Haciendo hincapié en que «no son agencias sociales, sino organismos eclesiales que comparten la misión de la Iglesia» y en que están llamados, según sus estatutos, a «asistir al Papa y a los Obispos en su ministerio de la caridad» (art.14), el Papa Francisco, evocando a San Juan Pablo II, reiteró que «las urgencias sociales de hoy» requieren que se ponga en marcha una «nueva fantasía de la caridad» (Novo milenio ineunte, 50):

«Ella se vuelve concreta no sólo en la eficacia de las ayudas brindadas, sino sobre todo en la capacidad de hacerse prójimo, acompañando a los más necesitados con la actitud fraterna del compartir. Se trata de hacer resplandecer la caridad y la justicia en el mundo, a la luz del Evangelio y de las enseñanzas de la Iglesia, implicando a los mismos pobres, para que sean los verdaderos protagonistas de su desarrollo».

El Papa agradeció, también en nombre de la Iglesia, la misión de Cáritas y destacó que, con el poder del Evangelio, podemos ayudar a cambiar y mejorar el mundo: el hambre y la pobreza «no son una fatalidad»:

Fuente.

Haz un comentario:

*

Tu email no se publica.

Síguenos en: