EL equipo de La Casa Grande en el Encuentro Trinacional de Cáritas "Comunicación con Corazón".

EL equipo de La Casa Grande en el Encuentro Trinacional de Cáritas «Comunicación con Corazón».

Siete jóvenes voluntarios que dedican su tiempo libre a brindar apoyo a personas en situación de movilidad humana (MH), especialmente a refugiadas y retornadas. Ellas y ellos son Gercyna, de Bolivia; Ana Belén, Karen y Joshua, de Loja; Jonathan de Zamora; Marco de Cuenca y Mauricio, de Canarias, España. También nos acompañó en el programa Nuvia, la responsable de Cáritas Loja.

Para este programa, contamos con la colaboración de  Wilner Mena Aguilar de la Pastoral de Movilidad Humana Cochabamba, quien tiene un programa radial, “La voz del migrante”, desde hace 11 años. Las chicas y chicos del voluntariado –más de 50, y la mayor no cumple aún los 26 años– vinieron a Quito para el Encuentro Trinacinal de Comunicación para Movilidad Humana. Este evento comenzó el jueves 6 y concluirá el domingo 9. El encuentro se está desarrollando en el Centro de Espiritualidad María Auxiliadora, en Cumbayá.

Después de hacer su presentación ante nuestra audiencia, este grupo voluntario dedicado a la comunicación (visibilizar y sensibilizar los problemas de las y los migrantes) nos cuentan por qué y cómo se hicieron voluntarios. A continuación, hacen una síntesis de lo que hacen en cada jurisdicción en favor de las personas en situación de movilidad humana: sostienen albergues (La Casa del Migrante), ferias en las que presentan su música, danza y gastronomía, pequeños créditos, apoyo jurídico y psicológico y todo aquello en lo que puedan ser útiles.

En la última ronda de preguntas a nuestras chicas y chicos del voluntariado de MH les hemos preguntado cuál es el futuro de su trabajo. Ellas y ellos tienen la firme determinación de seguir trabajando en pro de las personas en situación de MH con la misma alegría, tesón y compromiso que le han venido danto a su labor hasta hoy. Lindo programa, que nos da confianza, porque sabemos que el futuro está en buenas manos.

Cerramos esta nota recordándoles a nuestras/os escuchas y lectoras que el martes 11 se celebra la XXII Jornada Mundial del Enfermo. Visitarlos, consolarlos, acompañarlos… es un deber de buenas y buenos cristianos.

Síguenos en: