Hace muchos años, en la Europa de la posguerra, un joven se suicidó, movido por la angustia y la soledad; en su carta de despedida se quejó de no tener con quién hablar, a quién contarle su tristeza, su depresión, su aislamiento. Un religioso decidió ser una solución y creó el teléfono amigo. Esta iniciativa está al servicio en Ecuador.

En forma anónima, un grupo de voluntarias/os atiende las 24 horas. Aunque muchos son profesionales, todo el que quiera escuchar puede ayudar en el teléfono amigo. Quienes lo dirigen en Quito solicitan volutrias y voluntarios; recibirán capacitación sobre cómo escuchar, como ponerse en los zapatos de quien llama en medio de la soledad y la indiferencia.

En nuestro programa radial La Casa Grande pudimos comprender que la mano de Dios tiene mil formas. Con mucho corazón y deseos de ayudar, conocimos otra forma de estar allí, presentes, en el amor al prójimo.

Recuerda: al otro lado de estas líneas siempre habrá alguien que te escuchará:

290-60-90 y 260-90-30

!Pasa la voz, por favor!

CategoryLa Casa Grande
  1. 25/09/2019

    El servicio no funciona las 24 horas, lo hace de domingo a domingo de 09h00 a13h00 y de 15h00 a 23h00 y actualmente cuentas con otros números de contacto que son líneas celulares: 0980782356, 0995278202 y 0961476875.

  2. 08/12/2019

    Muchas gracias por esa información Fernando Salazar, me he vuelto loca buscando los números, que aparecen incorrectos en toda página que habla sobre teléfono amigo. Sería vital que esa información sea renovada, es terrible no poder encontrar la única ayuda a la que es posible acceder en ciertos casos.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: