Así recibirá Cuba al papa Francisco; esta Misericordia es esperada por más de 11 millones de habitantes que agradecen a Francisco el haber mediado entre los EE. UU. y su nación. El 19 de este mes, el Papa será recibido por un país que nunca perdió su fe en la Iglesia Católica; el gozo de una nación por renovar su fe será el sentimiento general de todo el pueblo cubano. 

El Obispo de Guantánamo-Baracoa, Mons. Wilfredo Pino Estévez, agradeció al Sumo Pontífice la vista al país, destacando su papel mediador para restablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos:  “¡No es fácil vivir peleados con el vecino de al lado! ¡Por eso es muy importante lo que viene haciendo el Papa, como Pastor universal de la Iglesia, en la búsqueda de la reconciliación y la paz entre todos los pueblos de la tierra!”, escribió el Obispo Wilfredo.

 Reiterando el llamado papal a no cansarnos nunca de ser misericordiosos, el Sr. Obispo Pino nos recuerda que esta virtud “no es otra cosa sino ‘lanzarle nuestro corazón’ a los demás, no una piedra, un insulto o un golpe. La misericordia es también ‘ponerle corazón a la miseria’. ¡Y hay tanta miseria a nuestro alrededor! A veces parece que vivimos en un mundo sin corazón. Por todas partes encontramos miserias morales, espirituales, sociales, intelectuales, síquicas, materiales… y encontramos también gente que se insensibiliza ante el dolor humano”.

En un llamado a la unidad familiar y social, el Obispo cubano pide a las y los cristianos de Cuba “… ser mejores padres y madres, mejores esposos y esposas, mejores hijos y hermanos, mejores vecinos y compañeros de trabajo o de estudio, mejores cristianos”.

Monseñor Pino pide a sus fieles que recen para que la venida del Papa “… nos mueva a todos a crecer en la fe y la esperanza, y podamos aprender a tener un corazón lleno de misericordia para con todos”. La invocatoria del prelado cubano termina pidiéndole a Dios el regalo de la lluvia, que tanta falta hace ahora en la Isla-

El Papa celebrará Eucaristías en La Habana, Holguín y en El Cobre. También se reunirá con las autoridades del gobierno, con las familias, las y los jóvenes, con las religiosas y los sacerdotes, con los diáconos y los seminaristas, pero su encuentro especial será con todo el pueblo que lo espera con justa e inmensa alegría.

Recordemos que Cuba fue visitada por San Juan Pablo II en   1998 y por Benedicto XVI en el 2012 pero, a diferencia de estos dos encuentros anteriores, Cuba vive hoy momentos de cambio; esta es una razón concreta para crecer las esperanzas de una vida mejor para todas y todos los cubanos.

 

Que este viaje del Pastor Mayor sea un motivo para vivir a plenitud la misericordia. Dios lo quiera.

Fuente: Radio Vaticano

 

CategoryPapa Francisco
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: