Son señales y lemas que se escuchan cada vez más a nivel mundial, son expresiones de auxilio que se repiten en diversos rincones del mundo, donde el agua escasea, está contaminada y racionada.

Cada 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce. La fecha fue instituida por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente y el desarrollo de 1992 en Río de Janeiro.

Según el portal expoknews, la escasez de agua es una situación de la que hace años únicamente se hablaba, pero ahora se vive. Las consecuencias de quedarse sin agua pronto, podrían ser irremediables.

En la tierra, el agua representa el 70%, sin embargo únicamente el agua salada represen ta el 3% de lo que hay en el mundo. En cuestión del agua potable, más de mil millones de personas no tienen el acceso a ella y por lo menos a dos mil 700 millones de ellas, les hace falta por más de 30 días, año. De acuerdo con información de la ONU, la demanda de agua potable extenderá su suministro en 40% para el 2030.

En el Ecuador varias voces se suman en defensa del agua, es por ello que comunidades del Noroccidente de la Provincia de Pichincha realizarán una marcha este 22 de marzo de marzo que están amenazados por la megaminería.

“El agua es una de las principales afectaciones que se da por la minería”, manifiesta Luisana Aguilar, Coordinadora de Caminantes, espacio de articulación nacional anti-minera del Ecuador, quien enfatiza que se escogió esta fecha para demandar del gobierno y de las autoridades estatales, que se reviertan las concesiones mineras que se pretende instalar en la zona del Noroccidente de Pichincha, como son: Gualea, Pacto, La Armenia y Nanegal.

Ecuador con un sistema hidrográfico tan grande que tiene está siendo amenazado como es la cordillera del Cutucú en la Amazonía. El agua está contaminada, por lo que exigimos la extinción de las concesiones mineras en el Noroccidente y el resto del país, finaliza Luisana Aguilar.

¿Qué dice la Constitución del Ecuador?

Art. 318.- El agua es patrimonio nacional estratégico de uso público, dominio inalienable e imprescriptible del Estado, y constituye un elemento vital para la naturaleza y para la existencia de los seres humanos. Se prohíbe toda forma de privatización del agua. La gestión del agua será exclusivamente pública o comunitaria. El servicio público de saneamiento, el abastecimiento de agua potable y el riego serán prestados únicamente por personas jurídicas estatales o comunitarias. El Estado fortalecerá la gestión y funcionamiento de las iniciativas comunitarias en torno a la gestión del agua y la prestación de los servicios públicos, mediante el incentivo de alianzas entre lo público y comunitario para la prestación de servicios. El Estado, a través de la autoridad única del agua, será el responsable directo de la planificación y gestión de los recursos hídricos que se destinarán a consumo humano, riego que garantice la soberanía alimentaria, caudal ecológico y actividades productivas, en este orden de prelación. Se requerirá autorización del Estado para el aprovechamiento del agua con fines productivos por parte de los sectores público, privado y de la economía popular y solidaria, de acuerdo con la ley.

151 Capítulo sexto Trabajo y producción Sección primera Formas de organización de la producción y su gestión.

CategoryMedio Ambiente
Tags,
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: