fbpx

La incidencia, es uno de los temas que desarrolla Cáritas Ecuador, a través del área de ecología junto a las comunidades en las provincias amazónicas: Francisco de Orellana y Sucumbíos, que tiene el propósito de incentivar el cuidado de la Casa Común, la promoción de los Derechos Humanos y de la Naturaleza.

Es así que, gracias a la implementación del proyecto denominado: “Defensa de los derechos humanos de las comunidades amazónicas afectadas por los derrames de petróleo del Oleoducto Transecuatoriano Ecuador”, apoyado por Cáritas Española y coordinado por Cáritas Ecuador, que tuvo el propósito de crear resiliencia a partir de la implementación de huertos familiares y sistemas agroforestales, “provocó la necesidad de readecuar el vivero del Vicariato Apostólico de Aguarico, con la finalidad de producir plantas y entregar a las comunidades beneficiarias”, señala Blanca Carrión, coordinadora de Cáritas Aguarico.

En ese sentido, la reactivación del vivero, se dio en el año 2022 con la siembra y cosecha de diversas plantas, las mismas que se entregaron a las comunidades de: Lumucha, San José del Coca y Amarunmesa.  En el 2023, el equipo de la Pastoral Social Cáritas Aguarico, “decide producir y comercializar plantas medicinales, con la finalidad que sea sostenible en el tiempo y que los recursos que se generen, se reinviertan en el vivero y en beneficio de las personas más necesitadas y que son apoyadas por la pastoral, entre ellas,  personas con enfermedades catastróficas y de escasos recursos. La implementación del vivero, además de ayudar a personas necesitadas permite contribuir con el cuidado de la Casa Común”.

El vivero, tiene diversidad de plantas medicinales y de condimento como: Jamaica, estevia, menta, hierbabuena, albaca anisada, hierba luisa, orégano grande, menta de palo, toronjil, sangre de cristo, escancel, acelga amazónica, perejil nativo y cebollín. Además de las plantas medicinales, se dispone de plantas frutales como: achotillo y críticos injertos como naranja (variedad valencia) y limones (variedad meyer y taithí), manifiesta Blanca, quien enfatiza “que el costo de la mayoría de plantas, tiene un valor accesible de un dólar”.

“La producción de plantas en el vivero, está a cargo de Danny Mendoza, técnico agrícola del Vicariato Apostólico de Aguarico y de personal ocasional. Mientras que, para la comercialización, están involucrados personas vinculadas directamente con el vicariato como: sacerdotes, misioneros y laicos”. Sin embargo, es oportuno mencionar que existen personas que animan y promueven la producción y venta de las plantas como: Txarly Azcona, Verónica Carrión y Blanca Carrión.

“Desde Cáritas Aguarico, animamos, promovemos y producimos las plantas del vivero, involucrando a todos los misioneros para que también sean parte de esta noble acción en beneficio de los enfermos. Por lo que, invitamos este 24 de marzo Domingo de Ramos, a obtener por tan solo un dólar una planta para ayudar a los que más necesitan, por ende, contribuyes al cuidado de nuestra casa común”, finaliza Blanca.

“El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”. Papa Francisco

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: