Arrastre de Caudas.

Arrastre de Caudas.

La Semana Mayor quiteña tiene un evento original y poco conocido. El “Arrastre de Caudas” es la única ceremonia fúnebre que se realiza en honor a Cristo Jesús, y se remonta a tiempos muy antiguos: es una herencia de los primeros actos sincréticos que se dieron al fusionar las creencias politeístas romanas con la fe de los primeros cristianos. Aunque originalmente era un homenaje bridando a militares de alto rango que morían en el campo de batalla, la conmemoración heroica se fue trasladando al campo religioso.

La tradición de esta celebración tan significativa para el mundo cristiano llegó a América desde la ciudad de Sevilla, y fueron Lima y Quito las ciudades que acogieron con fe una fiesta que hoy celebramos solo en la capital ecuatoriana.

Esta ceremonia está presidida por seis sacerdotes mayores de edad que se han caracterizado por una vida santa; se les llama “los Primados”, y visten de blanco representando la pureza, pero van cubiertos por una capa  y una capucha negra (cauda) muy larga, que van arrastrando al ingresar a la iglesia, simbolizando el barrer los pecados.

El “Arrastre de Caudas” comienza a las 12:00 en la Catedral. La quema del incienso y el ambiente oscuro crean un ambiente luctuoso que invita al recogimiento y la reflexión. El acto de fe está presidido por el Arzobispo de Quito, y la concurrencia de la feligresía quiteña siempre es numerosa. Radio Católica Nacional transmitirá en vivo e Arrastre. El periódico virtual ecuadorinmediato.com  también lanzará al mundo entero su señal, para que esta celebración tan especial y única pueda seguirse en cualquier lugar del mundo.

  1. 21/04/2014

    Es una sentida ceremonia católica que nos abre el corazón al dolor profundo que un verdadero cristiano siente ante el misterio del Gólgota y el recuerdo del sufrimiento del Dios-hombre.
    Adjunto un vinculo en Youtube de una hermosa pieza antigua de Pergolesi: Stabat Mater:
    https://www.youtube.com/watch?v=9mrVZHPikqM&list=RD9mrVZHPikqM

    En los comentarios se puede leer una sencilla traducción al español mía de la oración, en latín, que anima la lírica de este himno o tropo del Aleluya gregoriano atribuido al papa Inocencio III y al franciscano Jacopone da Todi.

    Jo Mero

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Síguenos en: